sábado, 19 de noviembre de 2011

Viktor Abakumov, ¿marxista-leninista?

      Viktor Semionovich Abakumov (1894-1954) comenzó como recadero en el NKVD (Comisariado del Pueblo de Asuntos Interiores), pero fue ascendiendo rápidamente y en 1943 se le pusó al mando de la recién creada SMERSH (contrainteligencia soviética) hasta su desaparición en 1946. En ese momento, fue destinado a encabezar el MGB (Ministerio de Seguridad Estatal) hasta 1951. En 1952 fue arrestado, y ejecutado por Jruschev en 1954.
      Dadas las confusas circunstancias que rodean a Abakumov, os ofrecemos un análisis que tal vez pueda aclararnos mejor si se trababa de un buen marxista-leninista o no.

traducido de ''Alliance!'' Marxist-Leninist


¿Era Viktor Abakumov un marxista-leninista?

El caso de la identidad marxista-leninista de Abakumov

Esencialmente, por lo que Alianza puede llegar a distinguir, el caso de Abakumov se basa en estas dos cuestiones:

      I) Una supuesta amistad con Beria

      Tal como lo ve el marxista-leninista británico W. B. Bland, Abakumov y Beria eran íntimos camaradas. Por esa razón, Abakumov debió de ser un marxista-leninista. Bland cita los siguientes puntos de vista de los historiadores de los servicios secretos soviéticos- Levitski y Wolin & Slusser:
      ''Los enemigos de Beria en el Partido (es decir, los enemigos del marxismo-leninismo)... consiguieron una notable victoria a finales de 1951 con la sustitución de V. S. Abakumov, un asociado de Beria, por S. P. Ignatiev, un funcionario del Partido; como jefe del MVD.''
            S. Wolin & R. Slusser: “La Policía Secreta soviética”; Londres; 1957; p. 20.
      ''Abakumov, íntimo amigo de Beria, fue destituido de su cargo y reemplazado por S. D. Ignatiev...''
            Levitski; p. 204.

      Corroborando el punto de vista de Bland, Sudoplatov también afirma que Abakumov era un aliado de Beria (Sudoplatov, Ibid, p.324). Sin embargo, esta opinión fue rechazada por Amy Knight, que es, sin duda, la biógrafa más extensa (aunque se trate de una historiadora burguesa), disponible en la lengua inglesa. Knight afirma que:
      ''Merkulov, leal diputado de Beria, fue reemplazado por Viktor Abakumov como jefe del MGB a finales del verano de 1946. Este cambio no fue promovido por Beria, que se sentía afligido al perder a Merkulov.''
            Knight Ibid; p.141.

      Knight mantiene que fue Stalin quien puso a Abakumov a cargo del MGB. Esto es muy posible ya que las presiones sobre Beria tenían que ser mitigadas de alguna manera. Pero es muy poco probable que lo hiciera con ese propósito, tal como Knight dice que Stalin quería:
      ''Limitar la influencia omnipresente de Beria sobre los órganos de seguridad.''
            Knight Ibid, p. 141.

      Las presiones que dictaban que Beria debía ser liberado del trabajo de la bomba nuclear, significaban que varias lagunas se habían abierto, para los revisionistas volver a reagruparse en el aparato de seguridad con miras a retomar su desbaratamiento. Según los cambios iban ocurriendo surgieron varias oportunidades:
      ''Los siguientes meses fueron testigos de numerosos cambios, tanto en el MVD como en el MGB, con la llegada de varios nuevos diputados, al parecer, bajo la protección de Abakumov y Kruglov. Estos cambios también pudieron haber sido influenciados por la llegada de un nuevo secretario del Comité Central, A. A. Kuznetsov, que se hizo cargo en el Partido de la supervisión de la policía. Con la excepción de Stepan Mamulov, un viejo amigo de Beria que llegó a ser viceministro del MVD, ninguno de los nuevos hombres era de la ''Mafia Georgiana'' de Beria, aunque la mayoría habían estado en los órganos de seguridad o de asuntos internos durante mucho tiempo.''
             Knight Ibid; p.141.

      II) Jruschev ordena la ejecución de Abakumov

      Abakumov fue arrestado cuando aún Stalin vivía.
      Por tanto, es muy posible que su arresto, que ocurrió en vida de Stalin, pudiera haber sido parte de la estrategia revisionista o de la estrategia marxista-leninista.
      Sin embargo, no hay duda de que Abakumov fue juzgado tras la muerte de Stalin en Leningrado, antes del Colegio Militar de la Corte Suprema de la URSS, presidido por el teniente-coronel E. L. Zeidin. Se le acusó de ''cometer los mismos crímenes de Beria'' y también de haber:
      ''Fraguar el llamado caso de Leningrado, en el que muchos miembros del Partido y funcionarios soviéticos fueron detenidos sin motivos y falsamente acusados por crímenes de Estado muy graves.''
            En Bland: ''El caso de de los médicos y la muerte de Stalin''; Stalin Society; Londres; 1992; p.66.
      Así pues, Abakumov fue condenado a morir fusilado, por los revisionistas. Esta prueba pro-Abakumov a Alliance le parece a incompleta.
      Que Stalin estuviera vivo cuando Abakumov fue arrestado, sugiere que él no intentó hacer nada por conseguir su liberación. Uno sospecha que si Beria hubiera sido encarcelado, Stalin habría movido cielo y tierra para sacarlo.
      ¿Qué pruebas hay en contra de Abakumov?

El caso contra Abakumov

      I) Las otras alianzas de Abakumov

      En 1947, Abakumov reveló la responsabilidad de Malenkov en algunos defectos en la producción de la aviación que al parecer habían sido ocultados por el Estado. (Sudoplatov, Ibid, p.315)
      Malenkov recibió una reprimenda del Partido, degradación y exilio temporal a Kazajistán, y fue destituido de la secretaría del CC. Sin embargo, las obligaciones de Malenkov fueron tomadas por Aleksei A. Kuznetsov. Sudoplatov afirma que: ''Kuznetsov y Abakumov pronto se hicieron amigos.''

      Pero si esto fuera así, debería arrojar varias dudas y sospechas sobre la identidad de Abakumov como marxista-leninista, ya que Kuznetsov era bien conocido por ser un aliado cercano de los revisionistas Voznesenski y Jruschev. Tal como ha señalado Bland en el informe nº 2 de la Oficina de Investigación Marxista-Leninista (reimpreso como Alliance nº 17) el Politburó del CC del PCUS (b):
      ''adoptó una resolución ''sobre las acciones Anti-Partido de los camaradas Aleksei A. Kuznetsov, Mijail I. Rodionov y Piotr S. Popkov''.''
            Bland, Oficina de Investigación ML; informe nº 2; Londres; 1992; p.25.

      También, como W. B. Bland había aclarado antes en el ahora clásico ''Restauración del capitalismo en la URSS'', Kuznetsov era aliado de los archirevisionistas Voznosenski y Jruschev:
      ''Los líderes del Partido confiaban que... Voznosenski y Kuznetsov... (estaban) en 1949... intentando establecer una organización comunista independiente en la República Socialista Soviética... Con sede en Leningrado en vez de en Moscú.''
            C. L. Sulzberger: ''The Gran Deshielo''; Nueva York; 1956.

      Pero en el testimonio de Sudoplatov se dice que Stalin debió luchar por rehabilitar a Malenkov:
      ''Sin embargo, Stalin permitió a Malenkov volver a Moscú después de dos meses y lo nombró viceprimer ministro. Beria apoyó fuertemente a Malenkov durante este período.'' (Ibid).

      Malenkov fue posteriormente vacilante y no un firme marxista-leninista. Pero Stalin había reconocido claramente la conducta anti-marxista-leninista de Kuznetsov.

      II) El caso del general Zhukov

      Al parecer, Abakumov estuvo detrás de varios intentos por destruir la carrera del general Zhukov, y sus esfuerzos tuvieron como resultado la expulsión de Zhukov del CC del Partido Bolchevique. Usando las pruebas del encarcelamiento del general Novikov, Zhukov fue acusado de conspiración. En estos cargos, Novikov había descrito a Zhukov como un hombre de:
      ''Excepcional ambición'' y... un hombre ''enamorado de sí mismo'', que amaba la gloria y el honor. Era rígido y no toleraba la oposición.''
            Chaney, Preston: ''Zhukov''; 1976; Norman Oklahoma; p.371.

      Pero tal como el biógrafo de Zhukov manifiesta, Stalin solamente aceptó de la mala gana una forzosa y temporal retirada de Zhukov, en espera de una investigación completa, diciendo:
      ''No obstante, camarada Zhukov, tendrás que dejar Moscú por un tiempo''.
            Chaney Ibid, p.373.

      Zhukov fue enviado a Odessa para ocuparse del Distrito Militar desde el 13 de junio a diembre de 1947.
      Él recibió una reprimenda en 1947, solamente por el único hecho objetivamente negativo que había surgido de él. ¿De qué se trataba esto? Zhukov, en tiempos de paz, había premiado a una actriz con una medalla. Por lo tanto, después fue reprendido por:
      ''Gratificación incorrecta de artistas en su distrito. El derecho de premiar volvió en tiempos de paz al Presidium del Soviet Supremo de la URSS.''
            Chaney Ibid; p.374.

      En diciembre de 1947, Zhukov fue convocado al pleno del Comité Central, donde escuchó la lectura de sus cargos. Al enterarse de que no había nuevos hechos, rehusó a discutir, y cuando vio que en la siguiente votación le expulsaron del Comité Central, él simplemente se marchó. Todas las demás denuncias contra Zhukov permanecieron sin resultados. Pero como Chaney dice, Stalin no estaba convencido del ''error'' de Zhukov:
      ''A pesar de los incesantes esfuerzos para que Zhukov fuera arrestado, Beria y Abakumov no consiguieron convencer a Stalin sobre la culpabilidad del mariscal. Tal como Jruschev le dijo a Zhukov más tarde, Stalin le dijo a Beria:
      ''No creo que nadie pueda estar de acuerdo con esto. Lo conozco bien. Es una persona honesta; es fuerte y puede decir cosas desagradables a cualquiera sin rodeos, pero nunca lo haría contra el Comité Central.''
      Otra versión fue que Stalin dijo:
      ''No, no voy a arrestar a Zhukov. Lo conozco bien. Durante cuatro años de guerra, lo conocí mejor que a mí mismo.''.''
            Chaney Ibid; p.375.

      Por lo tanto, fue Stalin quien resistió los ataques sobre Zhukov, en los que en gran medida estuvo involucrado Abakumov. Naturalmente, los demás también participaron en las complejas batallas, y sus relaciones resultaron importantes para llevarlas a cabo de manera sistemática.
      Desde 1947 el general Rujadze había sido asignado al Ministerio de la Seguridad del Estado de Georgia, después de haber sido el jefe de la SMERSH en el Cáucaso durante los años de la guerra. De acuerdo con Sudoplatov, sus inclinaciones anti-Beria eran bien conocidas (Sudoplatov; Ibid; p.321).
      Fue asistido por Riumin, quien más tarde se convertiría en una figura clave en las siguientes conspiraciones anti-marxistas-leninistas, que se hicieron conocidas en el mundo entero como el ''complot anti-sionista'' y el ''complot de los médicos''.

      Pero por lo menos, alguna prueba citada en algún punto de este informe, continúa identificando a Abakumov como un honesto marxista-leninista.
      Teniendo en cuenta la verdad evidente de que los revisionistas fueron los responsables de su muerte, es difícil evitar la conclusión de que como Bland dijo, Abakumov era un honesto marxista-leninista.

(en la foto, de izquierda a derecha, Viktor S. Abakumov, Vsevolod N. Merkulov y Lavrenti P. Beria; en una recepción del Desfile de la Victoria, en 1945)