martes, 22 de noviembre de 2011

El comienzo del fin de Yezhov

      Así como hace unos días os dejamos la última declaración judicial de Nikolai I. Yezhov antes de ser ejecutado, hoy os dejamos un extracto de ''La lógica del terror'', en el que explica que su caída no comenzó con su destitución como jefe del NKVD en noviembre de 1938, si no que venía de meses atrás, desde que el Politburó empezó a controlar sus movimientos:

(a pesar de que el libro no deja de ser otro más de entre la bibliografía burguesa, sus investigaciones nos dejan datos detallados my interesantes)


Extracto del libro 'La lógica del terror', de J. Arch Getty y Oleg V. Naumov.
Crítica. Barcelona, 2011. Pgs.421-22.

      En el verano de 1938, varias señales apuntan a una pérdida de posiciones por parte de Yezhov. En junio, J. Liushkov, jefe del NKVD en el territorio del Lejano Oriente, huyó atravesando la frontera con Manchuria y desertó en el Jaón. Liushkov, un ayudante y amigo íntimo de Yezhov, había participado en investigaciones muy importantes desde el asesinato de Kirov hasta los juicios de la gran purga. Su defección representaba no sólo una seria puesta en evidencia del cuerpo de seguridad, sino también un grave tachón en el historial de su jefe.

      En segundo lugar, a finales de agosto, Lavrenty Beria fue transferido desde Georgia para ser ayudante directo de Yezhov en el NKVD. Como el resto de los ayudantes nombrados a dedo por Yezhov, Beria era un funcionario de carrera de la policía, pero era un extraño en los círculos del NKVD y su nombramiento significa que Stalin estaba colocando a un hombre de confianza en el seno de la administración de Yezhov. Yezhov. Presintió el peligro. Los materiales de archivo demuestran que, con un estilo familiar de autodefensa soviético, comenzó a recopilar “material comprometedor” sobre Beria y otros miembros del Politburó.

      En tercer lugar, en el verano de 1938, Yezhov tuvo una discusión feroz con V. M. Molotov en una reunión de gabinete, a raíz de la cual al parecer lo amenazó con arrestarlo. Stalin forzó a Yezhov a excusarse ante Molotov. Pero su caída y el final del terror fueron procesos paulatinos. A pesar de que el prestigio personal de Yezhov menguaba, bajo sus órdenes se siguió deteniendo y ejecutando. En julio, un gran número de funcionarios arrestados, entre los que se encontraba Yan Rudzutak, fueron fusilados. En verano, los miembros candidatos del Politburó Kosior, Chubar y Eije fueron detenidos.
      Sin embargo, en otoño de 1938 el Politburó estaba cambiando de trayectoria. En virtud de una resolución de 8 de octubre de este órgano se creaba una comisión especial para estudiar los procedimientos de arresto y la falta aparente de supervisión judicial sobre las actividades de la policía.
      Aunque Yezhov presidía la comisión, resulta significativo que el resto de sus miembros no pertenecieran a su círculo: Beria era un personaje nombrado por un tercero como ayudante directo de Yezhov, Nikolai Rychkov procedía de la oficina de la fiscalía del Estado y Malenkov provenía del departamento de personal del Comité Central. El que un comité se dedicara a analizar los procedimientos de arresto era una mala noticia para Yezhov, pero el que estuviera compuesto por personas de alto nivel de otros organismos suponía un peligro real.

(las fotos fueron tomadas del Mausoleo de Lenin ante un desfile, el 7 de noviembre de 1938. En la primera, N. I. Yezhov se encuentra en el que será el último acto oficial que presencie. En la segunda, tomada media hora más tarde que la anterior, aparece L. P. Beria con su uniforme de Comisario de Primera Clase, en la que fue su primera aparición pública)