miércoles, 18 de abril de 2012

Las Rote Zora y las células revolucionarias de Alemania (primera parte)

tomado de www.lahaine.org


La historia de las Rote Zora y de las células revolucionarias

Experiencia de un grupo armado de mujeres que actuó desde 1974 hasta 1995 en Alemania

      Para encuadrar está rápida batida por la historia de estos dos grupos armados alemanes no debemos olvidar que, su actividad se produce en un contexto con unas características muy concretas. Un punto de partida podría ser la oposición que se va creando contra una progresiva derechización del sistema político alemán gobernado por los democristianos, cuyo punto álgido será el proyecto de leyes de emergencia elaborado en 1960, que suponía una gran restricción de derechos y libertades. Otros factores que también influyen y dan ambiente son: la numerosa presencia en suelo alemán de inmigrantes y, particularmente, de refugiad@s de los países superexplotados; la política reformista de ciertos sectores (SPD); la protesta, estudiantil principalmente, contra el imperialismo; la lucha contra la agresión yanki en Vietnam y la participación alemana en ésta.

      De este modo se va cristalizando la necesidad de adoptar formas de lucha violentas por los sectores mas rádicales. Es decir, que es en los años 60 cuando se produce la evolución ideológica y política de quienes en los 70 impulsaran diversas organizaciones que practiquen la lucha armada; como el Movimiento 2 de Junio, cuyas siglas serán las primeras que reivindiquen acciones violentas seguidas de la RAF (Fracción del Ejército Rojo). En este panorama se encuentra el movimiento autónomo, no es un conjunto de movimientos estructurados, sino mas bien un conjunto de gentes, colectivos , con características comunes, aunque en algunos casos contradictorias. Se consideran antijerárquicas y contrarias al delegacionismo, tienen una fuerte sensibilidad internacionalista y antiimperialista, son antiestatales y anticonstitucionales, por lo que critican cualquier política de negociación con el estado y sus secuaces, y su legitimación de la violencia revolucionaria les lleva a practicar lo que a ell@s llaman acciones militantes, dirigidas contra responsables de la opresión y de la expotación.

      Todo este entramado no solo en la creación, sino también en la evolución de las REVOLUTIOARE ZELLEN-RZ se definen anticapitalista, antipatriarcales, antiestatales e internacionalistas. Emplean categorías marxistas a la hora de analizar la sociedad, así como tendrán una constante reflexión en torno a la autogestión.

      En una primera época colaboran activamente con las acciones armadas de los grupos guerrilleros palestinos en Europa. Tras esta primera fase su actividad ha tenido un contenido estable en cuanto a objetivos propios de la movida alemana y que les diferencia claramente de la RAF. Para las RZ se trata de acumular en el terreno de las luchas de masas y en esa perspectiva a de moverse su lucha armada. De ahí su preocupación por insertar sus acciones armadas en aquellos objetivos que centran hoy la actividad de los sectores radicales en los movimientos de masas. Por lo que sus acciones han ido dirigidas en solidaridad con los mineros británicos en huelga y contra: la represión desatada de las refugiadas , los centros de investigación y manipulación genética, la política de exterminio de pres@s polític@s en las cárceles de Alemania, la opresión y explotación sexual de las mujeres, la industria nuclear, el despliegue de loa Pershing y de las instalaciones yankis, los trabajos informáticos para censar y fichar a la población, etc. Para sus ataques emplean un grado de violencia determinada. Lo habitual consiste en atacar objetivos e instalaciones y muy pocas veces a personas. Cuando lo han hecho han tratado de evitar la muerte y tan solo ocurrió una vez, en 1980 con el ministro Herbert Karr. Aunque éste sea su estilo, no implica que entiendan como errónea cualquier acción mortal, sino que he de hacerse en base a unos requisitos. Una de sus mayores preocupaciones es evitar la profesionalización de quien participa en la actividad armada que obtuvo buen resultado pues tan sólo 2 personas de las integrantes han cumplido cárcel y hoy están en libertad. En este sentido agitan a favor de que la utilización de estos métodos pueden realizarse sin gran especialización y difunden manuales sobre cómo hacerlo.

      El tipo de organización y funcionamiento es también algo que no comparten con la RAF, a quien ven como una organización excesivamente estructurada y centralizada, reivindicando un funcionamiento con mayor autonomía entre los grupos que lo componen.

      Aparecen por primera vez en un ataque contra ITT en la Alemania del oeste (Republica Federal Alemana- RFA), para desenmascarar la participación de esta corporación multinacional en el régimen militar de Pinochet en Chile.

      En la primera distribución de Rabia Revolucionaria (Revolutionarer Zorn) las RZ dividieron sus acciones en tres categorías principales:

      Cita
      Acciones antiimperialistas.
      Acciones contra sucursales, establecimientos, y cómplices del Sionismo en la República Federal de Alemania.
      Acciones apoyando las luchas de la clase trabajadora, de las mujeres, de l@s jovenes, y atacando y castigando a sus enemig@s.
      Final de cita

      Esta división temática se utilizó en los años siguientes. Una Célula Revolucionaria pasaba a convertirse en diversas Células Revolucionarias. Mas tarde, en los últimos años de los 70, las acciones de quienes militaban en RZ también formaron parte del movimiento antinuclear, (en un momento en el que miles de personas marchaban contra el poder nuclear y contra la reelaboración de plantas en Kalkar, Wyhl, Goberlan y Brokdorf) y del movimiento de Oeste antifugitivo (Anti-Starbahn 18 West-Bewegung) en la zona del Río Rhin. En este contexto, fue cuando llevaron a cabo un ataque contra el ministro de economía y trasporte, Herbert Karr, al que le dispararon un tiro en la rodilla y le sobrevino un ataque cardíaco el 11 de mayo de 1981. Tras este acontecimiento las RZ lanzan un comunicado a la calle en el que explicaban el motivo de su actuación. El texto de septiembre decía entre otras cosas: “La justicia no es anónima, tiene nombres y apellidos” dijo Brecht. [...]

      Torturadores, policías, jefes terroristas de la administración son blancos concretos hacia los que dirigir el odio de clase , pero en el caso de los tribunales no aparecen físicamente presentes sino difuminados tras sus instituciones, rituales y mistificaciones.

      Los tiros en la rodilla a este juez tienen por finalidad dar nombre, cara y cuerpo a esta injusticia invisible. Estos tiros deben marcarle de dos maneras: físicamente y soportando un sufrimiento que le marque como persona. Y políticamente. Deben señalarle ante la opinión pública como el principal responsable de la represión judicial contra las víctimas de la política imperialista. Queremos acabar con este ámbito de poder por el que se sienta protegido. Y queremos destruir su carrera por qué no. Quien fue golpead@ en su ámbito de poder y quien fue atacad@ por la guerrilla es mirado con recelo por su propia clase y se convierte en una penosa carga para ell@s. Esta misma clase se encargará de arruinarlo profesional y políticamente.

      [...] La legitimación de un asesinato político, tiene que mostrarse en su efecto directo sobre los enfrentamientos e clase, y no puede reducirse únicamente a la batalla contra en enemigo.

      [...] Una guerrilla que actúa contra las leyes de la responsabilidad y la moral política, que pierde sus escrúpulos- los cuales son lo importante que diferencia a los hombres y mujeres revolucionarias del enemigo de clase-, “una tal guerrilla pone en juego y pierde así su crédito y sus ideas: luchar con el pueblo en la lucha de clases, en la que se ven los objetivos de una sociedad libre, igualitaria y humana.” En los últimos tres años de RZ concentraron sus acciones en la política de refugiadas y de extranjería que se estaba llevando en Alemania del oeste. “Queremos contribuir a recobrar un antiimperialismo concreto en la RFA... Antiimperialismo no sólo significa ataques en el complejo industrial militar y es mas que tan sólo solidaridad con los movimientos de solidaridad de liberación a nivel internacional”. (Cita de Rabia Revolucionaria, octubre de 1986). Acciones como por ejemplo una que se produjo en el Central de Inmigración de la Policía en el oeste e Berlín ) demuestran la amplitud de esta línea de militancia. Mientras quienes son atacad@s son responsables de las políticas racistas de refugiados de la RFA y en el Berlín del oeste, la intención de los ataques contra instituciones cuyos documentos, fechas y archivos están siendo destruidos es alcanzar un espacio que no este controlado o regulado por el estado. “Pero nuestras acciones resultaran ineficaces sino contribuyen al desarrollo de una nueva etapa del antiimperialismo sin la izquierda radical.”

      El grupo de guerrilla urbana Rote Zora, Zora la Roja, estaba compuesto por militantes feministas y antipatriarcales, que trabajaban autónomamente de las RZ, con quienes compartían siglas, ideología, objetivos, tipo de estructura organizativa y métodos y donde algunas mujeres seguían militando. Formaban estructuras ilegales, redes incontrolables para el estado. Este grupo efectúo en 1974 el primer ataque con explosivo de alta potencia contra la Corte Federal y Constitucional en Karlsruhe, después de que hubieran anulado la reforma de la ley del aborto. La ley incluía un párrafo (Par.218) contra la libre elección del aborto, que sólo se permitirá en ciertos casos. Naturalmente las mujeres demandaban la libre elección del aborto, como un derecho de autodeterminación sobre sus propios cuerpos. “En la noche de Walpurgis de 1977 hicimos explotar una Cámara de Médicos, por que desde allí intentaron aniquilar esta mini-reforma con todas las medidas posibles”.

      La influencia de los movimientos feministas en la RFA a finales de los 70 no provoco trasformaciones profundas en la sociedad, pero hizo despertar la conciencia y las energías de muchas mujeres por la necesidad de luchar. “Las mujeres siempre formaban parte en los grupos armados. De alguna manera su participación se frenó.

      Pero los tiempos están cambiando... grupos de mujeres subversivas como Rote Zora existen, de hecho todavía hay pocos, pero incluso eso cambiará.”-“Rote Zora y su banda” es el título de un libro, en el que una chica roba a los ricos para regalárselo a las gentes pobres. “No queremos ninguna división del trabajo de tipo izquierda según el lema: las mujeres responsables para los asuntos feministas y los hombres responsables de los asuntos políticos en general. No permitimos que se nos quite la responsabilidad de cambiar nuestra vida. Por eso atacamos el coche de Kaussen, especulador de viviendas y responsable de una serie de desalojos brutales.” Una de sus posturas ideológicas era: “No queremos que las mujeres ocupen funciones de hombres y rechazamos a aquellas mujeres que intentan hacer carrera dentro de estructuras patriarcales, camuflándose con la lucha feminista”. “Falta un compromiso de rechazo ante la política estatal. Siempre se excluyó la cuestión de clase, las diferencias sociales entre las mujeres, se las negó con el argumento de la igualdad de la explotación sexual.” (Citas de la entrevista a Rote Zora publicada en la revista femenina EMMA).

      Rote Zora ataca predominantemente instituciones y compañías patriarcales, y personas representativas y que construyen una sociedad masculina y sexista, la cual oprime y explota universalmente a las mujeres. Hacen campañas contra: mercaderes del porno, sex-shop, explotadores y traficantes internacionales de mujeres ( personas que se benefician importando a las mujeres asiáticas para casarlas con los hombres de la Alemania del oeste), doctores/as que hacen esterilizaciones forzosas, el gremio médico (“vemos el Gremio Federal de Doctores como exponentes de violación de las trincheras blancas”), compañía de drogas ( Schering produjo nacimientos defectuosos causados por la pastilla Duogynon) , centros de investigación y manipulación genética y también compañías informáticas como Nixdorf y la multinacional Siemens, que intenta abrir nuevos campos a través del desarrollo de las nuevas tecnologías del poder, por la producción armamentística y las medidas de contrainsurgencia, cada vez mas sofisticadas, cada vez mas sutiles. “Para nosotras estas empresas tienen un papel vanguardia en la reestructuración del proceso de trabajo en el mundo entero y sobretodo a costa de las mujeres”. Fueron muy populares las reimpresiones ilegales de billetes de autobuses y tranvías. “ Sabemos que este ´estado normal´ va unido a la falta de resistencia militante. Esta opresión se hace visible por la resistencia. Por eso saboteamos, nos vengamos por la violencia sufrida y por la situación humillada, a través de los ataques contra los responsables”. “¿Por qué no tiene un efecto intimidatorio el traficar con mujeres, sino quemar el coche del traficante?. En el fondo, pensar así es haber aceptado que la violencia ejercida por la sociedad es legítima, ¡mientras que una resistencia adecuada intimidaría!. Es posible que intimide, que asuste a much@s que cuestionamos lo que parece natural; que estén asustadas también muchas mujeres a las que desde pequeñas les han enseñado un comportamiento pasivo, de víctima, al verse confrontadas con que las MUJERES NO SON VÍCTIMAS NI PACIFISTAS. Eso es un hecho, llama a decir algo. Las mujeres que con rabia sufren su incapacidad individual si se identifican con nuestras acciones. De la misma manera que un acto violento contra una única mujer crea un clima de amenaza contra todas, nuestras acciones- aunque estás dirigidas contra unos responsables- contribuyen a crear un clima de conciencia: LA RESISTENCIA ES POSIBLE”.

      “Nuestro sueño es que en todos los sitios se formen pequeñas bandas; que en cada ciudad el violador, el negociante de pornografía, el ginecólogo repugnante, etc, tengan miedo ante su desenmascaramiento, ante un ataque, ante la denuncia pública, etc.” En casos aislados Rote Zora y RZ trabajaron juntas, como fue en el escrito de una crítica al movimiento pacifista de 1984. En este texto le criticaban por ser un movimiento burgués con una visión apocalíptica. Rote Zora y RZ dijeron que el error mas grande del movimiento pacifista era concentrar su meta política sólo en preservar la paz en las metrópolis en lugar de discutir en contexto imperialista entre armamento y crisis, la miseria y la reducción de lo social en los países superexplotados, el sexismo y el racismo. Desde principios de los 70 RZ y Rote Zora emprendieron alrededor de 200 acciones. La campaña de ataques mas exitosa y comprendida de las que hubo hasta entonces por parte de las Rote Zora fue, la colocación de bombas en 11 dependencias de Adler Corporation, una de las compañías alemanas mas grandes de ropa manufacturada que vendían ropa rebajada en la RFA, producidas por mujeres infraremuneradas de fábricas de Corea del Sur y Sri Lanka. “La trabajadoras de Adler de Corea del Sur luchan contra la explotación de su capacidad de trabajo y están presionando fuerte en la lucha contra el sexismo diario. Llamaron para pedir apoyo a RFA en su lucha. Estos ataques se produjeron en 1978 y causaron daños mayores a los 35 millones de marcos. Un paso adelante ha sido que se ha dado a conocer la vida miserable de estas mujeres y de sus condiciones de trabajo en los centros de producción de tres continentes y especialmente en los de Corea del Sur y en Sri Lanka, que empezaron a ser ampliamente conocidos a través de panfletos, sucesos y acciones en frente de centros de venta de Adler. En estas acciones el antiimperialismo puede ser práctico.” ( Cita de las Rote Zora en su declaración de Adler).

      En una declaración posterior concretizaron de nuevo que los sabotajes era la estrategia correcta. Se aumentó la conciencia de la gente mediante las acciones en folletos organizados por grupos legales de distintos movimientos populares (Terre des Femmes). Así que el trabajo de preparación-ambientación ya estaba hecho. Las mujeres de Corea del Sur tomaron el control y defendieron su propia situación. “Se pusieron en huelga para protestar por los salarios tan bajos que tenían, el incumplimiento de leyes, las condiciones deplorables de trabajo y por el sexismo brutal de los capataces alemanes.” De esta manera la lucha en Corea y en Alemania fue compatible. “No estamos luchando por las mujeres del Tercer Mundo, estamos luchando a su lado, costado con costado, luchamos contra la explotación de la mujer como mercancía”. Con lo que quedan definida la lucha contra el imperialismo de Rote Zora.