miércoles, 25 de abril de 2012

Bill Bland sobre el revisionismo coreano (segunda parte)

LA DEFINICIÓN DE REVISIONISMO

La definición de Lenin del revisionismo es que es ” … una tendencia hostil al marxismo dentro del marxismo” (Vladimir I. Lenin: ‘Marxismo y revisionismo’, en: ‘Obras escogidas’, volumen 11; Londres; 1943; p. 704).

Tal vez una definición más comprensiva del revisionismo sería que se trata de una ideología que pretende ser un desarrollo del marxismo pero que es en realidad una desviación del marxismo que asiste a los objetivos antisocialistas de una clase capitalista.

Claramente, el revisionismo tiene una relevancia directa sólo en las personas que se consideren marxistas. En la medida en que se puede persuadir a esta gente de su validez, se le separa de los verdaderos marxistas y se le desvía hacia una actividad política antimarxista.

La lucha contra el revisionismo es, pues, de particular importancia en el periodo de construcción de un partido marxista-leninista en los países donde este partido no existe todavía. Algunos camaradas no tienen ninguna dificultad en reconocer el carácter revisionista del revisionismo jruschovista del tipo de ‘El Camino Británico hacia el Socialismo’, que es claramente contrarrevolucionario, pero no puedo entender como otro tipo de revisionismo pueden apoyar la revolución. Pero cuando decimos que ‘el revisionismo asiste a los objetivos antisocialistas de una clase capitalista’, uno tiene que entender que los objetivos antisocialistas de todas las clases capitalistas no siguen un patrón idéntico, y podemos identificar diferentes marcas de revisionismo correspondiendo a estos diferentes objetivos.

En particular, los objetivos de los revisionistas en los países capitalistas desarrollados difieren de aquellos revisionistas de los países de tipo colonial. Por lo tanto, el primero es contrarrevolucionario tipificado por el revisionismo jruschovista del tipo de ‘El Camino Británico hacia el Socialismo’. Sin embargo, el revisionismo de los países de tipo colonial es en cierta medida revolucionario, reflejando el deseo de las burguesías nacionales de los países de tipo colonial para llevar a cabo la etapa nacional-democráctica del proceso revolucionario de estos países, pero para detener el proceso revolucionario antes de que proceda la etapa socialista; esta segunda forma de revisionismo es tipificada por el ‘Pensamiento Mao Tse-tung’, y como veremos más adelante, por el ‘kimilsungismo’.