lunes, 30 de abril de 2012

Las FARC: nuevamente víctimas de la manipulación interesada (pospolo kutxa)

tomado de pospolo kutxa, 1. zenbakia (marzo-abril 2012 martxoa-apirila)


Internacionalismo

Las FARC: nuevamente víctimas de la manipulación interesada

      Sobre el anuncio por parte de las FARC-EP de poner fin a las retenciones como medio de financiación: confusión interesada.
      El 26 de febrero de este año, la organización guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo, mediante un comunicado firmado por el Secretariado de su Estado Mayor Central, anunciaba lo siguiente:
      (...) Mucho se ha hablado acerca de las retenciones de personas, hombres o mujeres de la población civil, que con fines financieros efectuamos las FARC a objeto de sostener nuestra lucha.
      Con la misma voluntad indicada arriba, anunciamos también que a partir de la fecha proscribimos la práctica de ellas en nuestra actuación revolucionaria. La parte pertinente de la ley 002 expedida por nuestro Pleno de Estado Mayor del año 2000 queda por consiguiente derogada. (...)
      Dada la claridad de los términos empleados, nada tendríamos que añadir a la declaración realizada por la guerrilla colombiana, si no fuera por la interesada confusión que promueven sectores contrarios a la resolución del conflicto social y armado que vive el país tropical, y porque entendemos que jugar con los sentimientos de los colombianos en este asunto (así como en cualquier tema que tenga que ver con el mismo) es particularmente grave.
      No ha hecho falta más que esta declaración para que surjan de todos lados voces de supuestos expertos (mediatizados) en cuestiones guerrilleras para decir que este es el fin de los secuestros en Colombia (jugando así con las legítimas ilusiones del pueblo colombiano) que se aproxima el fin del fin de las FARC, que mediante los asesinatos del Mono Jojoy y de Alfonso Cano, la guerrilla quedó desmoralizada y descabezada; y una interminable sarta de embustes y falsos rumores malintencionados que tienen como denominador común su alejamiento de la verdad e inverosimilitud, y como objetivo la desmoralización de los sectores más combativos del país.
      Lo que la guerrilla anunció es el punto y final de la retención de personas con fines recaudatorios. N que se acabaran los secuestros.
      ¿Por qué es importante realizar esta aclaración? Porque si mañana en un combate la organización hiciera algún prisionero, saldrían los voceros de turno a deslegitimar para siempre la palabra dada por la insurgencia, así como la credibilidad de la misma.
      Quien vea en esta medida una muestra de flaqueza por parte de la guerrilla, se equivoca de plano. No hay que confundir la buena voluntad con la ingenuidad sin límite o el entregacionismo fruto de la debilidad política o militar. Esta resolución adoptada por la organización no es sino un paso al frente para desenmascarar aún más el carácter antidemocrático del Estado colombiano, así como su falta de voluntad por acabar con el conflicto.
      Señores dirigentes del Estado, ya no les quedan excusas. Fueron razones sociales las que originaron el conflicto armado y será la desaparición de las mismas (fruto de la negociación justa que buscan entre el Estado y la insurgencia) la que lo harán terminar.