viernes, 23 de diciembre de 2011

Sobre los comités del Partido

tomado de Euskal Herria sozialista (http://www.euskalherriasozialista.blogspot.com/)

Sobre los comités del Partido

      Son organismos de dirección intermedia encargados de dirigir la política del Partido en una jurisdicción o sector concreto de las masas. Dicha dirección implica un conocimiento objetivo de las condiciones del sector, de las fuerzas políticas y sociales que actúan, del estado de ánimo y características ideológicas de las masas, para, a partir de todo ello, concretar la orientación política general y desarrollar las tareas políticas, organizativas e ideológicas diseñadas para cada momento histórico.
      Tales responsabilidades demandan que los integrantes de los organismos de dirección, más que el resto, dominen a fondo la teoría científica del marxismo leninismo y sean capaces de aplicarla en la labor práctica revolucionaria. Los cuadros dirigentes del Partido son concientes que no pueden moverse en el plano de las consignas o fórmulas aprendidas de memoria, sino sobre la base de un análisis detallado de las condiciones reales y objetivas que describen el escenario en el que se produce la aplicación práctica de las orientaciones; solo de esta manera es posible comprobar la justeza de dichas consignas.
      Un problema que, de presentarse, debe ser combatido es el burocratismo de los comités del Partido, la dirección a control remoto; asumir su rol como simple enchufe de transmisión de orientaciones. Esta nociva práctica conduce a un alejamiento de la base del partido y, por obvias razones, de las masas; implica la pérdida de autoridad del dirigente y la imposibilidad de desarrollar un trabajo revolucionario, tomando en cuenta la dinamia y dialéctica con la que se producen los fenómenos tanto en el ámbito político social como en los procesos en la conciencia y asimilación ideológica de la militancia y las masas.
      Tarea de primer orden de los comités del partido es planificar e impulsar el proceso de reclutamiento. Esto implica promoverlo no de manera casual y fortuita, sino en el marco del escenario de la lucha de las masas; instruyendo y guiando a la militancia y candidatos, pero, también, aprendiendo de ellos; ejerciendo la crítica frente a los errores, pero, también, reconociendo y corrigiendo los suyos.
      Concomitante con esto, otra preocupación central de los equipos dirigentes del Partido es forjar la disciplina proletaria sobre la base de la cohesión ideológica, política y orgánica de la militancia.
      Por todas estas razones, el proceso de selección de los integrantes de los comités de Partido es riguroso y en el marco de la consulta democrática en el seno de la base; se toma en cuenta la valoración del nivel se asimilación ideológica, teórica y práctica del militante, probada en su fidelidad revolucionaria y en su experticia en la aplicación de las tácticas y estrategia del Partido.