viernes, 9 de diciembre de 2011

El antistalinismo de Mao, por J. Sotomayor Pérez (primera parte)

Capítulo de ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista'', de José Sotomayor Pérez:

EL ANTISTALINISMO DE MAO
(primera parte)
Según dicen los seguidores de Mao Zedong, el maoísmo ha superado al marxismo leninismo sobre la base de las críticas del líder chino a Stalin. He aquí un pasaje de una carta del Comité del Movimiento Revolucionario Internacionalista al Partido Comunista de Turquía:
«Mao hizo la muy importante crítica de que ‘en Stalin hubo mucho de metafísica’ y ‘que enseñó a mucha gente a ponerla en práctica’. En otras palabras, cuando Mao llevó el marxismo a una nueva etapa, un elemento decisivo fue su rechazo de los errores de Stalin».
El «rechazo de los errores de Stalin», por Mao, tiene una larga historia. No comienza con las felicitaciones  a los  revisionistas soviéticos, por su XX Congreso y  el contenido infame del discurso secreto de Jruschov. En realidad, el rechazo a las tesis de Stalin sobre la Revolución China  y a la Internacional Comunista, comenzaron a manifestarse  en forma definida desde la Conferencia de Tsunyi, el año de 1935.
En Octubre de 1938, Mao  publicó su informe  político al VI Pleno del Comité Central del PCCh,  «Sobre la Nueva Etapa», propugnando «la chinización del marxismo» y la lucha «contra los patrones de ultramar». La orientación  general de este informe está dirigida a rechazar el marxismo leninismo, la experiencia soviética de edificación del socialismo y el rol dirigente de la Internacional Comunista. Es en este informe, «Sobre la Nueva Etapa», que Mao  da a conocer su verdadera posición contraria a la Unión Soviética  y al marxismo leninismo.
A comienzos de 1940, Mao publicó su conocida obra «La Nueva Democracia», en la que expone una teoría opuesta a la doctrina de Lenin sobre  el desarrollo ininterrumpido de la revolución democrático burguesa hasta su transformación en revolución socialista. En esta obra Mao hace la defensa abierta de la burguesía, propugnando el desarrollo prolongado del capitalismo. La situación actual de China, tiene sus orígenes  en la aplicación de  las tesis  contenidas en la «Nueva Democracia» de Mao Zedong.
Medio año antes de la invasión  del ejército hitleriano a la URSS,  Mao se pronunció por una alianza de la Unión Soviética con Alemania, Italia y el Japón, con el argumento de que  estos países  eran pobres y no se podía sacar ningún provecho de ellos, después de su derrota. Según Mao:
«Stalin y Dimitrov propusieron crear una alianza entre Inglaterra, Norteamérica, Francia y la URSS como frente único antifascista contra Alemania, Italia y Japón. El desarrollo de los acontecimientos  demostró que esto  fue un error. No hay que llevar las cosas a una alianza  de Inglaterra, Norteamérica, Francia y la URSS, sino la Alianza de Alemania, Italia, Japón y la Unión Soviética». (39)
El antisovietismo y antistalinismo de Mao,  se pusieron de relieve  a partir del otoño de 1941, con el inicio de la denominada «campaña de rectificación del estilo». Wang Ming, destacado dirigente  del Partido Comunista de China, dice que  en aquel entonces, Mao declaró, en conversaciones con Forman , lo siguiente:
 «Nosotros no aspiramos al modelo social y político del comunismo de la Rusia Soviética. Más bien preferimos pensar que estamos haciendo algo parecido a la obra por la cual luchó Lincoln en la Guerra de Secesión: la liberación de los esclavos. Hoy tenemos en China muchos millones de esclavos subyugados por el feudalismo». (40)
Esta era una posición personal de Mao, porque el programa y la política del Partido Comunista de China, no tenían un carácter meramente liberal burgués, antifeudal. Lo que Mao perseguía con esta declaración era presentarse ante  su interlocutor, como  un simple  dirigente agrario, amigo de los países capitalista y ajeno al socialismo.
Al haber cambiado radicalmente la situación de todo el continente asiático el año de 1945, como consecuencia de la derrota del Ejército japonés por el Ejército Soviético, Mao se vio obligado a  practicar una política de acercamiento a la Unión Soviética, con el fin de recibir  la inmensa ayuda que podía proporcionarle, pero al mismo tiempo seguían su coqueteos con los EE.UU. Esta es  la razón de su presencia en las negociaciones de Chungking con Chiang Kai-shek, donde Hurley, embajador norteamericano en China, hizo de árbitro. Este hecho  pone al desnudo las mentiras  de las «Diez Grandes  Relaciones», donde  Mao, falsificando la historia, dice que Stalin comenzó por prohibirle hacer la revolución en el período de la Guerra de Liberación; que iniciada la guerra, creyó a medias  en su fuerza y que «al triunfo de la guerra  tuvo la sospecha de que se trataba de una victoria a lo Tito». (41)
La verdad es otra. En la Conferencia de Chungking, Mao, capituló al firmar el Convenio  del 10 de octubre  de 1945. Según este convenio, casi un total de 900,000 combatientes del PCCh podían formar solo nueve divisiones. «Y de estas nueve divisiones los comunistas podían formar independientemente solo tres. Las demás divisiones debían mezclarse con las tropas de Chang Kai Shek. Al mismo tiempo,  se preveía entregar a Chang Kai Shek todas las zonas liberadas al sur del río Yang-tse controladas por el PCCh. Además se permitía a los principales órganos militares norteamericanos que abriesen en Yenan y Changkiakow (kalgan) dos escuelas militares para la recapacitación del personal de los ejércitos 8° y 4°(nuevo) con el concurso de los militares estadounidenses». (42)
Pese a que las cláusulas de este Convenio eran en extremo humillantes, Mao  estampó su firma presionado por  el embajador norteamericano, Hurley, quien le advirtió que si no firmaba, «no habría posibilidad de negociar».  Es importante  anotar que Mao  abrigó la esperanza de que EE.UU. obligaría a Chang Kai Shek a formar un gobierno de coalición del Kuomingtan con el PCCh, y por eso  en el otoño de 1946 invitó al general Marshall a que visite Yenan, en calidad de representante del presidente Truman, con la esperanza de que intercediera en una reconciliación  con el Kuomingtan. Mientras tanto, EE.UU. armaba rápidamente las tropas de Chang Kai Shek, preparándolas para la guerra civil  contra los comunistas.

5 comentarios:

Martin dijo...

Camaradas, estoy muy interesado en la obra pero por cuestiones económicas y geográficas (soy de Uruguay) se me hace imposible comprarlo. Mi pregunta es la siguiente: ¿existe alguna posibilidad de que suban el resto de los capítulos?
Saludos leninistas.

GAR kolektiboa dijo...

Aupa, camarada!

En principio subiremos al blog los capítulos que consideremos más interesantes, aunque puede que decidamos subir todos y ponerlos accesibles en el apartado de Liburutegia (Biblioteca), en la columna de la derecha. De momento los que subamos podrás encontrarlos en la etiqueta ''maoísmo''.

De todas formas, si nos escribes a nuestro correo (garkolektiboa@gmail.com) podremos enviártelo todo en un archivo word.

Martin dijo...

Camarada, le he enviado un mail la semana pasada haciendo efectivo el pedido del documento pero no ha sido respondido. ¿No podrá subirlo y publicarlo por este medio?

GAR kolektiboa dijo...

Creo que no nos ha llegado tu correo.
Por favor, prueba de nuevo a garkolektiboa@gmail.com

Ahora andamos ocupados, pero pronto retomaremos la labor de subir las distintas partes de la obra.

Pedro José Madrigal Reyes dijo...

Reflexiones sobre el MAOÍSMO


INTRODUCCIÓN DEL EDITOR


El texto que a continuación podrá disfrutar es una traducción del texto original de los camaradas franceses del Círculo Henri Barbusse, en agradecimiento a su material y al nombre que honran hemos decido elaborar la portada en honor de dicho defensor del camarada Stalin como habrán comprobado.

El objetivo de la propagación del documento en castellano no tiene otro objetivo que reforzar la educación ideológica de todo interesado en el marxismo-leninismo, y en este caso de estructurar la lucha ideológica contra toda corriente de revisionismo moderno, en este caso la pugna irá dirigida contra el maoísmo; pues es deber de todo comunista separar apropiadamente el trigo de la paja; y en este caso concreto, el maoísmo no es menos dañino que otras corriente que se autoproclaman superiores al marxismo-leninismo, autoproclamación que encima realizan sesgando los pilares básicos del marxismo-leninismo.

El documento consta de seis capítulos por lo que la temática a refutar del maoísmo cubre varios campos, nuestro consejo sería leer también el fabuloso libro del también francés Vicent Gousse llamado "Comprender las Divergencias Sino-Albanesas", texto que ya traducimos y que se puede encontrar fácilmente en internet y que como decimos, recomendamos fehacientemente para comprender las taras del revisionismo maoísta.

Permítasenos realizar una afirmación previa que usted podrá concluir al final de la lectura de este documento, extenso en citas históricas y a su disposición:


¡¡¡ EL MAOÍSMO ES AL SOCIALISMO, LO QUE LA PEQUEÑA BURGUESÍA ES A LA REVOLUCIÓN PROLETARIA!!!


http://bitacoradeunnicaraguense.blogspot.com.es/2013/05/reflexiones-sobre-el-maoismo.html