domingo, 18 de diciembre de 2011

Así se templó el acero (segunda y última parte)

EL TEMPLE PROLETARIO DEL ACERO

Luego de su expulsión del Seminario el joven Soso encuentra empleo y alojamiento en el Observatorio astrofísico de Tiflis como observador calculador, el 28 de diciembre de 1899. Pero siempre teniendo al centro de su vida el trabajo político, la lucha contra el zarismo y la difusión del marxismo, centrando en la labor de construcción de la organiza ción política marxista.

Entretanto en el seno del “Messame Dessi”, la organización marxista en Tiflis, prosigue la lucha entre las dos líneas, aquella oportunista dirigida por Zhordania y Dzhililadze y aquella marxista revolucionaria dirigida por Ketskoveli, Tsulukidse y el joven Soso. Los puntos de divergencia: la necesidad de una prensa revolucionaria clandestina, la de combinar la labor de propaganda con la agitación política de masas y la organización de manifestaciones contra la autocracia zarista. En ella la minoría revolucionaria, dirigida por estos últimos, recibe el apoyo consciente de los obreros de vanguardia.

Así el 1º de mayo, de 1899, fue conmemorado por primera vez en el Cáucaso. Centenares de obreros desfilan con banderas rojas y efigies de Marx y de Engels, y llevan a efecto un mitin. En la que interviene Soso invitando repetir el acto el venidero año. “Nuestra bandera roja –dice Soso- debe llamear en el centro de Tiflis para que la tiranía sienta nuestra fuerza”.

Soso para el verano de 1900, luego de establecer contacto con el leninista Kurnatovki recién llegado a Tiflis, se empeña a fondo en el trabajo de enraizamiento político en la clase obrera y el
desarrollo de su capacidad de organización. Estallan huelgas por aumentos salariales en las empresas de la ciudad. En agosto de 1900 en los ferrocarriles de Tiflis 4 mil obreros se lanzan a la huelga después de un meticuloso trabajo realizado por Soso en primera persona.
Esta práctica política revolucionaria y este ligamen estrecho con la vida y el trabajo de los obreros son una escuela de vida para Soso, templará su carácter y personalidad y forjarán sus extraordinarias dotes y capacidades.

¡Ah! El carácter de Soso. Sobre el tema que de ríos de tinta han derramado y derramarán historiadores burgueses y revisionistas, siguiendo las maledicencias de Trotsky. Quién en efecto, entre otras muchas distorsiones al respecto, para denigrar su figura y su obra, ha dicho “la capacidad de visión política de Stalin es extremadamente limitada, su nivel teórico es totalmente primitivo. Por su formación espiritual es un empírico obstinado y falto de imaginación creativa”. Y como si ya no fuera poco este pintarrajo, los revisionistas modernos y sus sucesores, los neorevisionistas, sumarán sus propias malévolas pinceladas adjetivales “déspota”, “idiota”, “sospechoso”, “paranóico”, “vengativo”… todo con el objetivo de oscurecer su figura, su carisma y profundo entrelazamiento de afecto y estima que le han unido a las masas obreras y masas populares.

Pese a esa campaña calumniosa, con la que le ha premiado la burguesía, los fascistas, trotskistas y renegados del comunismo, su figura sale límpida y vertical: fuerte personalidad y humildad, seriedad y asiduidad cuidadosa en su trabajo (teórico que práctico), meticulosidad en la individualización y profundidad al tratar cualquier problemática, tenacidad para alcanzar objetivos, capacidad de reserva, franqueza en el trato con los otros, llaneza en las relaciones, ironía y gusto en la refutación. Todo esto puede confirmarlo quién lea desprejuiciadamente, y si no sufre de pereza mental, los 18 tomos de sus Obras Completas. Militante práctico, sí; pero, también, filósofo materialista dialéctico e histórico, economista, lingüista, periodista y ensayista, estratega militar y profundo conocedor del alma, pensamiento y sentir del proletariado y de las masas trabajadoras. No por gusto Lenin, reconociendo sus grandes dotes, le ha calificado de "maravilloso georgiano"

En diciembre de 1900 sale el primer número de Iskra, periódico ideado y publicado por Lenin, instrumento de construcción del Partido. Soso inmediatamente adhiere a las posiciones teóricas, políticas y organizativas expresadas por Iskra, reconociendo en Lenin al dirigente marxista capaz de llevar a la victoria la revolución socialista en Rusia. Nace aquí el ligamen estrecho e indisoluble entre Lenin y Stalin que se consolidará con el conocimiento personal mutuo, se concretará en el trabajo común y, después de la muerte del Gran Dirigente y Maestro revolucionario, en la defensa, aplicación y desarrollo de la teoría leninista por parte de Stalin. La fidelidad revolucionaria del discípulo al Maestro posibilitará el paso del Marxismo a una segunda y superior etapa de su desarrollo histórico y científico, al Marxismo-Leninismo.

Por su trabajo político Soso pronto queda en el ojo de la Ojrana, la temible policía política zarista.

EL BOLCHEVIQUE DE ACERO

El 21 de marzo de 1901 la Ojrana, la policía política zarista, allana el Observatorio de Tiflis y registra el apartamento de Soso. Este consigue escapar del arresto, desde ese momento pasa a la clandestinidad, dedicando todas sus energías al trabajo político ilegal, a organizar sindicatos y reuniones secretas y asambleas públicas, manifestaciones políticas y huelgas obreras.

El 1 de mayo de 1901 los obreros de Tiflis salen en manifestación conmemorativa, encabezados por Soso y un obrero portador de una gran bandera roja. “¡Viva el 1º de Mayo!”, “¡Abajo la autocracia!”, “¡”Viva la libertad!”, son las consignas voceadas por los trabajadores. De pronto la policía carga contra los manifestantes, los obreros se defiend en con piedras y palos. Muchos obreros son heridos y 50 los arrestados. Es la prueba de fuerza de la clase obrera solicitada por Soso, un año antes. Sobre el significado de la confrontación Lenin escribe: “… los sucesos que han tenido lugar en Tiflis es de una importancia histórica para todo el Cáucaso. Este día señala el inicio de un abierto movimiento revolucionario en la región”.

Siempre seguido por la Ojrana, Soso, llevando consigo una pequeña tipografía, ha de cambiar constantemente de estancias. Pese a ello, junto a Ketskoveli en septiembre de 1901 editan el periódico “Brdzola” (La Lucha). Es la realización de un proyecto largamente acariciado por Soso. Convencido de la necesidad de un órgano socialdemocrático georgiano ilegal. En el Nº 2, noviembre, Soso publica un importante artículo, “El partido socialdemocrático de Rusia y sus tareas inmediatas” en el cual resalta tres puntos nodales: crear la unión entre el movimiento obrero espontáneo y el socialismo científico, asegurar el papel hegemónico de la clase obrera en el movimiento democrático y trabajar asiduamente por la organización del partido del proletariado.

Por iniciativa de Soso, el 11 de noviembre, los círculos obreros reunidos en Conferencia eligen el Comité de Tiflis del POSDR y entre sus miembros eligen a Soso. A fines del mes el Comité decide enviarlo a Batum para desarrollar y enraizar la organización del Partido.
Por el empeño puesto en su trabajo organizativo y político Koba (es su nuevo pseudónimo) pronto surgen círculos obreros del POSDR; a fines de diciembre de 1901, luego de un debate y una lucha política contra las posiciones oportunistas de Cheídze y Ramisvili, se realiza la Conferencia fundadora del Comité de Batum, expresando la posición leninista, Koba es elegido en su dirección.

En enero de 1902 Koba desarrolla un intenso trabajo político, propagandístico y organizativo, crea una tipografía clandestina; en febrero organiza una huelga en la fábrica Rotschild. En la noche del 7 de marzo, por orden del Gobernador Militar, la policía arresta a 32 obreros. Al día siguiente Koba organiza una manifestación exigiendo la libertad de los arrestados. La policía reprime a los manifestantes y arresta centenares. El 9 seis mil obreros participan en una nueva manifestación, esta vez las tropas disparan contra ella: 15 personas asesinadas, 54 heridos y 500 arrestados.

Después de los sucesos de marzo, la policía desespera por arrestar a Koba. Por fin, en la tarde del 8 de abril de 1902, Koba es arrestado y condenado a un año y medio.

Aunque detenido, en marzo de 1903 el I Congreso de las Organizaciones Socialdemocráticas caucásicas funda la Unión del Cáucaso del POSDR, le elige como miembro del mismo.

En la cárcel recibe información de la realización del IIº Congreso del POSDR, realizado en Bruselas y Londres el 30 de julio de 1903, del triunfo de la línea “iskrista” encabezada por Lenin, de las divergencias y división del Partido en dos líneas (bolcheviques y mencheviques), de la lucha abierta entre los leninistas y los oportunistas (Plejanov, Mártov, Axelrod; sostenidos por Trotsky) por la dirección del Partido. Koba apoya con convencimiento y decisión a Lenin y los bolcheviques.

Consciente del peligro de disgregación del Partido por la labor escisionista de los mencheviques, Koba el 5 de enero de 1904 escapa de la prisión. Regresa a Tiflis y se encarga de la dirección del Partido en la región. Dónde realiza un intenso trabajo político y organizativo (lucha ideológica contra le menchevismo, reorganización de los comités del Partido, creación de nuevas células y comités de combate insurreccionales, publicación de artículos, manifiestos, documentos, ensayos y opúsculos). Su trabajo se concentra en las ciudades de Tiflis, Batum y Bakú, capital de Azerbaiyán. Con la dirección de Koba los obreros petroleros de Bakú organizan una huelga general histórica, la que termina con la conquista de un Contrato Colectivo. El primero en absoluto en Rusia.

Para 1905 en las páginas de “Proletariatis Brdzola” (La Lucha del Proletariado), órgano del Comité de la Unión del Cáucaso del POSDR, el que dirige, Koba escribe: “La clase de los proletarios y el Partido de los Proletarios”, “La Insurrección Armada y Nuestra Táctica”, “El Gobierno Revolucionario Provisional y la Socialdemocracia”, “Respuesta al Socialdemócrata”, “La Reacción se Refuerza”, “La Burguesía Tiende la Trampa” y otros.

Como en 1905 ha estallado la revolución, la primera revolución democrático burguesa rusa, Koba redobla su intenso trabajo político y organizativo. Artículos como “¡Viva la fraternidad internacional!”, “¡Obreros del Cáucaso ha llegado la hora de la venganza!”.

Como la división del Partido debilitaba de hecho el papel del movimiento obrero en el proceso revolucionario, los bolcheviques proponen de realizar el III Congreso del Partido para definir una táctica única para impulsar la revolución. Los mencheviques se niegan y organizan una Conferencia escisionista. El III Congreso se realiza en Londres en abril de 1905. Koba se empeña firmemente en aplicar las resoluciones y la táctica insurrectiva leninista.

En ello, a finales de noviembre, Koba preside la IVª Conferencia bolchevique de la Unión del Cáucaso del POSDR, en la que se decide intensificar los preparativos de la insurrección armada. En ella es elegido Delegado de la Unión ante la Primera Conferencia Panrusa de los bolcheviques convocada para el 12 de diciembre en Tammersfors, Finlandia. Allí Lenin y Stalin (“acero” u “Hombre de acero”) se encuentran por primera vez. Stalin, en ese entonces contgaba con 26 años de edad, es escogido como miembro de la Comisión Política encargada de redactar las resoluciones de la Conferencia.

La Conferencia fue cerrada porque en esos momentos comienza la insurrección en Moscú. De allí se extendió a otras ciudades y todas las regiones del imperio. La misma representó el punto más alto de la insurrección. Al final, fue la autocracia zarista la que salió vencedora: la revolución de 1905 había sido derrotada.

Entre los años de 1905 y 1908 el Cáucaso es escenario de una intensa actividad revolucionaria. Según datos policiales allí se han dado 1,150 “actos terroristas”. En ellos Stalin juega un gran papel. Pese a su trabajo clandestino y de acciones directas, Stalin no olvida combinarlo con la lucha legal. Junto a Ordzonikidze y Voroshilov secretario del Sindicato de petroleros de Bakú organiza una exitosa huelga general de 50,000 obreros. Entre 1906 y 1907 dirige también varios diarios legales bolcheviques en Georgia: “Akhali Tskorreba” (La Vida Nueva), “Akhali Droieba” (Tiempos Nuevos), “Tsvebi Tskhorreba” (Nuestra Vida) y “Dro” (El Tiempo).

En 1906 se une a Ekaterina Semenovna Svanidze, de la que nace su hijo Yakov. Ella morirá de tifus a solo 24 años de edad. Al año siguiente, en marzo, los obreros bolcheviques de Tiflis lo escogen como delegado al IVº Congreso del POSDR, el llamado congreso de la unificación del Partido. En marzo de 1908 fue detenido por segunda vez, pero escapa de la prisión en junio de 1909. De regreso, relanza la publicación del órgano central, se pronuncia contra “los órganos que se publican en el extranjero, alejados de la realidad rusa”. Defiende la existencia del partido clandestino y pide la organización de un Buró de Coordinación en el interior de Rusia.

En 1910, es elegido “agente del Comité Central”, asumiendo las tareas de enlace y guía de las organizaciones periféricas del Partido.

En marzo de 1910 es detenido por tercera vez y enviado a Siberia; escapa en febrero de 1912 y retorna a Bakú. Allí se entera que se ha creado el Buró ruso y que es miembro del mismo. El 22 de abril, Stalin publica y dirige el diario legal bolchevique “PRAVDA” (La Verdad). El mismo día es arrestado por 4ta. Vez, desterrado a Siberia por 3 años, escapa de nuevo y retorna a la dirección de Pravda. El que alcanza un tiraje de 80,000 ejemplares.

En 1912, Lenin convoca a Stalin a reunirse con él en Varsovia y le envía a Viena para escribir el folleto El Marxismo y la Cuestión Nacional.

De regreso a Rusia, el provocador Malinovski el hace detener por 5ª vez. Es desterrado a las regiones más inaccesibles de Siberia donde hubo de quedar por cinco años.Retornará sólo después de la revolución de febrero de 1917. En adelante entra en la historia como uno de los pocos Hombres Constructores de Historia.

¡José Stalin, el hombre de acero, estará eternamente en el corazón del proletariado y de todos los oprimidos del mundo!