martes, 18 de diciembre de 2012

''Selección de textos sobre el revisionismo de Mao'' (quinta parte)

Comprender las divergencias chino-albanesas
Selección de textos sobre el revisionismo de Mao

Primera parte - Segunda parte - Tercera parte - Cuarta parte

(Quinta parte)

Cuanto escuchamos a Mao que pretende construir el "socialismo", y hasta el socialismo supuesto fiel a Stalin y al marxismo-leninismo (Sic), vemos la demagogia revisionista en todo su esplendor. [Esta demagogia aprovecha a los trotskistas y a los revisionistas eurocomunistas, ya que Mao , no sólo no contribuyó probando la superioridad económica del socialismo, sino que hasta disfrazó su "capitalismo de Estado" de "socialismo" e intentó hacer pasar su mercancía revisionista por un desarrollo creativo del marxismo-leninismo. Comprendemos que cuando los revisionistas atacan los errores efectivos de Mao (como su idealismo y su subjetivismo en filosofía o el fracaso de las transformaciones socialistas de la agricultura y de la industria en el dominio de la economía política), se sirven de eso para poner la quiebra del maoísmo sobre la espalda del stalinismo y establecer "paralelos" con la contrarrevolución en URSS (contrarrevolución que, ella, fue muy efectiva.) y si esto, esto no es aportar agua al molino de los trotskistas y de los revisionistas de toda índole...]

Mao trató mucho por cierto (teóricamente) la unidad teoría-práctica del marxismo, pero en la práctica, no practicó el marxismo y se jugó todo a "la autoeducación" separada de condición materiales. [Ya que estas condiciones materiales, donde la "burguesía patriótica" quedaba de facto propietario de los medios de producción, se oponían a la educación socialista de los trabajadores.] Mao entonces, era profundamente idealista.

[De donde vienen pues, los reproches (internistas y no argumentados) enviados al espíritu "metafísico" de Stalin. Mao hacía bellos discursos, por cierto, pero discursos [sobre la "lucha de clase" y "la industrialización más rápida" reduciendo la parte envuelta destinada a la acumulación] que sonaban a hueco para los que no olvidaron a Marx sobre la afirmación que la institución del socialismo es [b]"esencialmente económica". ¿Porque se debería calificar como sociedad "socialista" a una sin propiedad común de los medios de producción y sin auge vigoroso de la industria?

A la pregunta. ¿La China de Mao Tse-tung ha experimentado...? A) una revolución democrático-burguesa contra el imperialismo o B) una revolución socialista? Debemos responder sin duda la primera.

Pues no hubo hablando con propiedad contrarrevolución en China, ya que chino jamás se comprometieron en la vía de la revolución socialista. Con Mao, China es simplemente pasada por el estatuto de colonia semifeudal al de democracia burguesa franqueada del yugo colonial.

¿Que representan pues los cambios múltiples de cabo de la dirección china sobre la escena internacional y las derivas, unas veces izquierdistas, y otras derechistass de la política interior china, derivas que llevaron a la accesión de Deng Xiaoping al poder? Nada más que la transición de una fase de democracia burguesa que viene para acceder a la independencia, a la fase que llega a hacer la China una gran potencia capitalista. Es esto la actitud marxista leninista respecto a la revolución "socialista" china y respecto a la "contrarrevolución" de Deng Xiaoping.

Al concernir a la realidad social de China de hoy, existen dos actitudes antimarxistas ambas en apariencia opuestas, pero en hecho por lo tanto del postulado que China de Mao Tsétoung era socialista, lo que lo demostramos es falso.

-La primera actitud consiste en reconocer que China se transformó en potencia imperialista donde los valores y características de la sociedad capitalista actúan con rigor: cavadura de las desviaciones sociales, la inflación, el paro, etc., pero poniendo esta evolución y la apertura de China en los capitales del imperialismo a la cuenta de la política de Deng Xiaoping.

Es la actitud adoptada por el pequeño campesinado que sufre hoy del éxodo rural macizo y que es hecho idealizar el período maoísta de conciliación de las clases y de la contemporización de la burguesía "capitalista de Estado". El proletariado chino también mantiene siempre estas ilusiones sobre China"socialista" de Mao y así no podrá derribar la gran burguesía "capitalista de Estado".

Qué después de ser réaprobado el marxismo-leninismo y después de haber hecho un análisis de clase lúcido del período maoísta y pues factores nacionales subjetivos (tal influya sobre él de la filosofía idealista confucianista) y objetivos (tal el predominio de pequeños propietarios individuales y la influencia de la burguesía patriótica interesados por la independencia de China) que facilitaron la conciliación con la "burguesía patriótica" y su"aproximación" con PCCh".

-La segunda es que China sigue creciendo en el camino del "socialismo de mercado", se encuentra todavía en la fase de construcción de los"fundamentos de la sociedad socialista" y que si se privatizó de hecho los sectores importante para su economía, todavía existe la planificación y las industrias nacionalizadas. Es la actitud de los partidarios declarados del imperialismo y la parte del "pensamiento de Mao". Esta actitud revela como muchos malentendidos del revisionismo y de la base económica capitalista que la de los principios fundamentales del marxismo-leninismo. Estos elementos están especulando, el ejemplo de Jruschov y Tito, como el "socialismo de mercado" y los diversos tipos de "propiedad socialista" FALSOS.

El paréntesis de cierre, hay que destacar que el revisionismo de Mao Zedong también es grave en el campo de la lucha de clases en sus formas políticas e ideológicas. Por lo tanto, en el capítulo "De la Inquisición al dogmatismo" de su libro de Albania, el centinela de Stalin (Seuil, 1979), Jean Bertolino toma el disfraz de la política maoísta de "100 flores" para atacar la línea marxista-leninista seguido constantemente por el PTA en el campo de la cultura contra corrientes burguesas decadentes representados por pseudo-marxista Sartre y Marcuse:"Los marxistas no deben temer a la crítica o la confrontación con otras ideas que las suyas. Plantas obtenidas en invernadero no puede ser robustas." "Es el propio Mao Zedong, quien escribió que en los años cincuenta. "(P. 203.)

Por lo tanto, "André Gide", en Albania, no se puede enmarcar el realismo socialista, ni la censura de las ideas burguesas, no carece de apoyo en contra de sus afirmaciones sobre la "libertad" del arte, prensa y publicaciones utilizando (sin la previa revisión) las teorías liberales oportunistas de Mao.