martes, 27 de marzo de 2012

''Por una huelga general indefinida y revolucionaria'', por Primero de Mayo

tomado de Socorro Rojo Extremadura (www.sriextremadura.blogspot.com)


Opinión: Acerca de la huelga del 29

Artículo de los compañeros de la revista ''Primero de Mayo''.

Por una huelga general indefinida y revolucionaria

Los sindicatos vende-obreros CCOO y UGT nos vuelven a convocar a otra jornada de huelga para el 29 de Marzo. Esta actitud por parte de unas organizaciones que forman parte del aparato del estado, no debe hacernos olvidar la verdadera función que estos cumplen como agentes para la desmovilización y la traición de la clase obrera.

Como ya pasó hace algo más de un año, nos llaman a movilizarnos un día, a pasear por las calles, pero sin intentar dar la necesaria continuidad que la lucha contra los recortes y demás ataques que sufrimos los trabajadores requiere. Además, estos sindicatuchos no llaman a la derogación de la reciente aprobada reforma laboral, sino a la negociación con el gobierno de alguno de sus aspectos más lesivos, manteniendo el grueso de la misma y olvidando a quienes supuestamente representan.

Como ven que, hasta cierto punto, los recortes empiezan a menoscabar sus privilegios, pretenden demostrar a los gobernantes que todavía conservan cierta base social que conviene mantener pues de lo contrario irrumpiría un escenario de revuelta continua.

Que esta no es la huelga que necesitamos lo podemos ver en el apoyo que se le brinda desde nada más y nada menos que el PSOE, quienes durante los últimos 8 años de gobierno han aplicado iguales o peores recortes de derechos que los nuevos fachorros en el poder; hablamos de medidas como la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años, la cual fue firmado por Toxo y Méndez, o la anterior reforma laboral, que va en la misma dirección que la actual; y que solo cuando ya estaba aprobada decidieron los sindicatos movilizarse. Con estos dos claros ejemplos podemos comprender cual es la verdadera cara de CCOO, UGT, PSOE etc… el ala “izquierda” del régimen al servicio de la selecta minoría oligárquica.

Motivos para una huelga general los hay y de sobra, y bien lo saben los millones de trabajadores indignados con el cada vez más negro futuro que el capitalismo en crisis les impone, pero no cualquier huelga ni de cualquiera manera. Huelga si, pero NO ASÍ

Sobran razones para hacer una huelga general -y mil más- hasta derribar este gobierno y el régimen que gestiona: despidos libres y masivos, sangría de impuestos, subida descomedida de precios, jornadas agotadoras y sin medidas de seguridad, subida de la edad de jubilación, recortes en las prestaciones sociales, más de 5 millones de parados, represión y cárcel cuando defendemos nuestro puesto de trabajo ... y esto solo es el principio del embate. Mas no hay ninguna razón para salir de procesión el día 29, hacer unas cuantas rogativas y volver a la capilla institucional con las manos vacías. Eso solo sirve para desmovilizarnos y fundirnos en la impotencia.

Las huelgas generales hay que prepararlas. Una huelga general viene precedida de muchas luchas y paros parciales; tiene fecha de inicio pero no de fin, pues no se acaba hasta que no se consiguen los objetivos marcados. Hasta llegar ahí, la clase obrera tiene que acumular experiencias en métodos de lucha y organización, adquirir confianza en sus fuerzas, aprender a identificar a sus enemigos y buscar y ampliar la solidaridad de otros sectores, de los parados y de toda la población.

¿Qué debemos hacer el próximo día 29?

Bajo nuestro punto de vista y a pesar de los pesares, el día 29 debemos acudir a la huelga pero presentando un punto de vista independiente al de los sindicatos, con una actitud de combate real frente a la patronal y al gobierno. Las bases de CCOO y UGT están compuestas sobretodo por trabajadores honestos, a los que les afecta la reforma laboral y con los cuales debemos pelear codo con codo.

Por otro lado, si se consigue convertir la jornada del 29 en una jornada de lucha que desborda el carácter de procesión que se le quiere dar, será un éxito para la clase obrera y contribuirá a fortalecer la lucha y la organización independiente, necesaria para parar los planes de la oligarquía y derrumbar el sistema capitalista que los impulsa.

¿A que nos referimos con organización y lucha independiente?

A la constitución de asambleas en centros de trabajo, estudios, entre parados… al margen de la legalidad fascista, sin carnés, subvenciones ni liberados, que ante el surgimiento de conflictos presente batalla desde posiciones y métodos combativos. Hablamos de la desobediencia civil, de la resistencia a los desahucios, de las huelgas salvajes, de la acción directa y el sabotaje.

Pero la clase obrera en lucha tiene que tener en cuenta que la crisis no es una estafa, que el sistema dominante hace aguas por todas partes y todas estas medidas tienen la función de mantener los beneficios de los más poderosos en detrimento de quienes más directamente la sufrimos. Solo si eliminamos a esta élite económica y política, daremos pasos firmes hacia la construcción de una sociedad democrática, socialista y al servicio de la mayoría obrera y popular. NO HAY MÁS SALIDA QUE LA REVOLUCIONARIA.

El 29 se estará en las manifestaciones y actos, explicando estos posicionamientos y en la medida de lo posible llevándolos a la práctica, teniendo presente siempre, que aunque pactada, esta huelga será duramente reprimida, incluso los propios sindicatos pueden llegar a señalar a quienes intentemos ir más allá de sus limitadas “reivindicaciones” y métodos. La movilización va a ir a más porque la crisis va a seguir agudizándose hasta extremos insospechables, es el tiempo de la organización clandestina y semiclandestina, de lo contrario estaremos indefensos ante una represión cada vez mayor. Llevan años funcionando a base de ostias y no están por la labor de cambiar.