viernes, 22 de junio de 2012

La purga de Abakumov, oficial de la seguridad soviética (primera parte)

      Visto el interés que suscita la figura de Viktor Semionovich Abakumov, destacado oficial de los órganos de seguridad soviéticos que ostentó los cargos de director de la SMERSH (contrainteligencia militar) entre 1943 y 1946 y jefe del NKGB/MGB (Comisariado del Pueblo/Ministerio para la Seguridad Estatal, futuro KGB) entre 1946 y 1951; volveremos a hablar sobre él.
      Abakumov es uno de los personajes soviéticos más intrigantes, del que apenas se sabe nada (salvo su trabajo al frente de la SMERSH y su purga), pero no faltan las calumnias sobre él (algo que no puede faltar sobre un oficial de la seguridad estatal soviética) como la que dice que torturaba a sus presos personalmente.
      Para presentar su purga, os dejaremos dos escritos del británico Bill Bland, uno de los pocos autores que ha hablado sobre él y que le ha presentado como un leal marxista-leninista: ''La destitución y arresto de Abakumov (1951)'' y ''El juicio de Abakumov (1954)''.

Extracto de la primera parte del doble artículo El caso de los médicos, y, la muerte de Stalin (1991) de Bill Bland para la Liga Comunista (Reino Unido),

traducido de ''Alliance!'' Marxist-Leninist (www.ml-review.ca)
original en inglés


La destitución y arresto de Abakumov (1951)

En 1951, por lo tanto, los conspiradores revisionistas tenían razones para sentirse extremadamente incómodos sobre su futuro. Los rumores circulaban:

      ". . . que varios miembros del entorno de Stalin estaban amenazados por la purga que se avecinaba".
      (G. Bortoli: 'La muerte de Stalin'; Londres; 1973; p. 151).

Evidentemente, una acción urgente era esencial para salvaguardar tanto la conspiración como los conspiradores.

A finales de 1951, por lo tanto, los conspiradores revisionistas provocaron la destitución del marxista-leninista Abakumov como ministro de la Seguridad Estatal y su sustitución por el revisionista oculto Semion Ignatiev:

      "Los adversarios de Beria en el Partido (= los oponentes al marxismo-leninismo -- Ed.) . . . lograron una notable victoria a finales de 1951 con el reemplazo de V. S. Abakumov, un asociado de Beria, por S. P. Ignatiev, un funcionario del Partido, como jefe del MVD".
      (S. Wolin & R. Slusser: 'La policía secreta soviética'; Londres; 1957; p. 20).

Boris Levitski registró que:

      "Abakumov, íntimo amigo de Beria (= un marxist-leninista -- Ed.) fue destituido de su cargo y reemplazado por S. D. Ignatiev".
      (B. Levitski: op. cit.; p. 204).

y ve este movimiento como el:

      ". . . primer paso hacia la completa reestructuración de personal de la policía secreta, hacia la eliminación de Beria y sus amigos (= de los marxistas-leninistas -- Ed.). . . . Para el supuesto de que Ignatiev era un hombre de paja hay . . . . montón de pruebas . . . . El nombramiento de Ignatiev se vio favorecida por la circunstancia de que nunca había tenido nada que ver con Beria y no tenía ninguna experiencia de la policía secreta".
      (B. Levitski: op. cit.; p. 204, 295).

Poco después, Abakumov y varias docenas de sus asistentes fueron arrestados bajo los cargos de 'falta de vigilancia en conexión con el 'asunto de Leningrado' de 1949-1950 (ya analizada):

      "En . . . 1951 . . . Abakumov fue arrestado. . . . Fue llevado a la Lubianka y puesto en confinamiento solitario. Siete de sus subalternos y varias docenas de oficiales de la seguridad estatal fueron arrestados junto a él. . . Los cargos presentados contra Abakumov en ese momento eran que no había reconocido al enemigo del Pueblo durante su manejo del 'asunto de Leningrado'. . . . En septiembre de 1951 no es otro que Jruschov . . . hizo eco del cargo de Stalin de que Abakumov y sus oficiales habían fallado al reconocer al enemigo del Pueblo en el aparto del Partido de la ciudad norteña".
      (P. Deriabin: op. cit.; p. 316-17).

El carácter falso de los cargos contra Abakumov y sus asistentes es obvio por el hecho de que en diciembre de 1954 Abakumov fue ejecutado por los mismos conspiradores revisionistas por cargos que incluían los de haber 'fabricado el "asunto de Leningrado"':

      "Abakumov falsificó el llamado 'caso de Leningrado', en el que un número de oficiales del Partido y de la Unión Soviética fueron arrestados sin motivo, siendo acusados falsamente de los más graves crímenes de Estado".
      ('Pravda', 24 de diciembre de 1954, en: R. Conquest: 'Poder y política en la URSS'; Londres; 1961; (en adelante aparecen como 'R. Conquest (1961'); p. 449).