sábado, 5 de mayo de 2012

El último ajedrez de Beria, primera parte (pospolo kutxa)

tomado de pospolo kutxa, 1. zenbakia (marzo-abril 2012 martxoa-apirila)


Zaria vostoka, sección de Beria elkartea (beriaelkartea@gmail.com)

El último ajedrez de Beria (primera parte)

      Oficialmente, el 5 de marzo de 1953 muere Iosif V. Stalin. Poco más de una hora antes, terminaba una sesión conjunta del Presidium del CC del Partido, el Consejo de Ministros y el Presidium del Soviet Supremo para afianzar el liderazgo de la Unión Soviética. Esta sesión será el comienzo de una lucha por el poder, que sobre cualquier disputa personal, es una lucha por la defensa del marxismo-leninismo contra el revisionismo emergente.
      La partida se jugará entre Lavrenti P. Beria y Nikita S. Jruschov, ante la expectación de la vieja guardia (Molotov, Kaganovich, Voroshilov...).

      I. La preparación del tablero y los primeros movimientos

      En esta sesión conjunta, Beria corona a su reina: el más fuerte de sus aliados, Malenkov, es nombrado por sugerencia suya presidente del Consejo de Ministros. Y éste a su vez, le propone como nuevo ministro de Asuntos Internos, con lo que Beria se hace con sus dos torres del tablero: el MVD (Ministerio para Asuntos Internos) y el MGB (Ministerio para la Seguridad Estatal), fusionados bajo su mando.
      Jruschov, sin embargo, empieza desde una mala posición. Tras la muerte de Stalin es reemplazado como primer secretario del Partido en Moscú. Para el comienzo de la partida, Malenkov se come a dos de sus peones del Secretariado, Brezhnev e Ignatov, mientras que incluye en el mismo a su protegido Shatalin. Además, Beria hace lo mismo con sus aliados en el MGB, su ex-jefe Ignatiev y Riumin, aunque el primero es nombrado secretario del CC; y mueve al Presidium a su camarada Bagirov como miembro candidato.
      La fuerza de los enfrentados es desigual. Ante varias disconformidades en el liderazgo, Malenkov hace una concesión de fuerzas, por lo que Jruschov se fortalece. Mientras que el primero abandona la dirección del Partido, el segundo es nombrado primer secretario del CC y se hace con una torre del tablero: el Secretariado; aunque tendrá que lidiar con Shatalin. Pero antes pierde a uno de sus peones, Aristov, jefe del departamento de órganos del CC.
      Los dos lados del tablero se han definido: el Gobierno (Beria, con Malenkov) y el Partido (Jruschov).
      Beria reorganiza sus fuerzas. Tras una purga en el MVD, nombra como su primer vice a uno de sus alfiles, B. Kobulov, al igual que a Kruglov y a Serov. En su Georgia natal, reestructura el gobierno de la república y el Partido. El nuevo Buró del CC estará compuesto por gente de su confianza, entre los que estarán uno de sus caballos, Dekanozov, y Mamulov, como sus representantes personales, además de que el primero estará al mando del MVD de la república y el segundo al frente del departamento de cuadros, es decir, será responsable de los nombramientos del Partido. En cuanto al gobierno de Georgia, Beria coloca al segundo de sus leales caballos, Bakradze, como nuevo presidente del Consejo de Ministros.
      La política de Beria sobre las nacionalidades pertenecientes a la Unión Soviética, contraria a la rusificación de las mismas, defenderá a las minoritarias y el funcionariado ruso de las distintas repúblicas empezará a ser sustituido por nativos. Georgia ya ha sido testigo del nuevo programa. Estos movimientos no preocupan a Jruschov hasta que Beria fija su mirada en Ucrania, su base de poder. El georgiano coloca a uno de sus peones, Meshik, para encabezar el MVD de la república, quien empieza a sustituir a sus subordinados. Jruschov pierde posiciones: uno de sus peones, Serdiuk, que encabeza el Partido en Lvov, es arrestado por negarse a cumplir las nuevas medidas nacionalistas; y poco después, el primer secretario de la república, Melnikov, dimitirá.
      La nueva situación de Ucrania será el detonante para que un peón revisionista avance sigilosamente hacia las fuerzas de Beria...