miércoles, 15 de agosto de 2012

Entrevista a ESI taldea en la revista Primero de Mayo (primera parte)

      Los camaradas extremeños de la revista Primero de Mayo (blog: Revista Primero de Mayo) publican su cuarto número, que encontaréis completo en el siguiente enlace:







      En este nuevo número, Primero de Mayo publica la entrevista que recientemente nos realizaron:


Entrevista a ESI taldea

¿Qué es ESI taldea? ¿Por qué decidís redefinir la actividad de vuestro colectivo?

      Euskal Sute Iraultzailea taldea (grupo Llama Revolucionaria Vasca) es un conjunto de medios (el blog Hauspotzen, la revista Pospolo kutxa, la escuela popular Goierri, la distribuidora Azoka gorria y Beria elkartea) dedicados al estudio y difusión del marxismo-leninismo y a la reivindicación de la verdadera memoria-histórica revolucionaria.

      Este grupo está integrado por militantes de otras organizaciones que a título personal colaboran en este proyecto formativo, por tanto el grupo se limita a esta labor, aunque espera que su trabajo sea respondido en la práctica de la lucha revolucionaria.

      Con el paso de los meses, creemos haber perfeccionado la línea de trabajo y hemos llegado a abarcar más campos y desarrollar nuevas iniciativas. Por lo tanto, hemos creído conveniente concretar y reorganizar nuestro funcionamiento tomando en cuenta nuestro desarrollo y la acogida de nuestro trabajo.


¿Cuál consideráis que es la principal tarea actual de los comunistas del estado español?

      Desde Euskal Herria, defendemos que tal como definió Txabi Etxebarrieta al Pueblo Trabajador Vasco (proletariado con conciencia nacional y de clase), éste debe ser el promotor de la revolución socialista en nuestro país para alcanzar tanto las aspiraciones sociales como nacionales, por ello vemos la necesidad de un Partido Comunista a nivel nacional.

      Sin embargo, el enemigo prioritario de los comunistas es el Estado y la clase burguesa que lo sostiene por ser los garantes de la explotación del hombre por el hombre. Teniendo estos enemigos en común, es necesaria la alianza de los distintos pueblos del estado español en esta lucha, reflejo del internacionalismo obrero, aunque vemos conveniente que cada nación tenga su propio partido para responder a las particularidades de cada una.

      Dicho así, queda una retórica muy bonita. No somos ajenos a la realidad y no obviamos las diferencias y enemistades que producen los funcionamientos de las distintas organizaciones revolucionarias (al menos de nombre) del estado: nacionalistas vs. estatalistas (o españolistas), enfrentamiento derivado del chovinismo más contrarrevolucionario o de un internacionalismo revisionista que olvide los derechos de autodeterminación de los pueblos. Esperamos que con la actual crisis, maduremos en este enfrentamiento para unirnos en la lucha contra el Estado opresor común.

      Sin embargo, la situación de Euskal Herria no se asemeja a la de las otras naciones oprimidas por el Estado español, sino que es más complicada al estar parte de ella bajo opresión del Estado francés (Iparralde). Lo que nos llevaría al mismo planteamiento con los trabajadores este estado.

      Para terminar, queremos recordar la frase de Argala en la que explicaba que las luchas por la independencia y el socialismo son dos caras de la misma moneda, a tener en cuenta en el avance contra estos Estados opresores del hombre y las nacionalidades.


Hemos visto que habéis editado algunos textos sobre las guerrillas latinoamericanas, ¿creéis que se pueden extraer lecciones válidas de esas experiencias?

      Toda experiencia es válida y digna de sacar lecciones de ella, ya sean éstas positivas o negativas.

      Una de las cosas que más nos gustan de las guerrillas que mencionáis es su papel de concienciar a las masas, haciéndoles ver la necesidad de luchar, en primer lugar, y explicándoles el papel que esta lucha debe tener y cómo debe desenvolverse.

      Otro hecho a destacar es su idea de enraizarse con las masas, viendo en estas la única garantía de continuidad de su labor revolucionaria.