miércoles, 8 de mayo de 2013

Sobre la Feria alternativa del gaztetxe de Gasteiz (en su 25 aniversario)

enviado a nuestro correo electrónico (garkolektiboa@gmail.com)


Sobre la Feria alternativa
 
      “Mirar, ojear en directo, leer desde el principio unas contraportadas diferentes, de autorxs históricxs, o libros como para llenar cientos de momentos de ocio lector, o profundización en temas, o actualidad diaria reflexionada y difundida, en pequeñas hojas preciosas aunque sea, de qué situación presenta una huelga obrera o una presa política dispersada. Libros que nunca editarían los progres, verdaderas joyas históricas, textos concienzudos o muy ligeros otros, agitativos, como las reivindicaciones que son más necesarias que nunca. Folletitos que jamás un diario existente dedicaría ni una línea. Y ver materiales como para vestir de solidarix a todx resistente, camisetas, pantalones, banderas, chapas, pulseras, colgantitos artesanales... O que te informe un colectivo sobre la reducción de riesgos en el consumo de drogas, sin eufemismos, sin mentiras ni leyendas urbanas.
      El pulso de la calle, el ADN popular está perfectamente representado en las varias mesas que colectivos populares montan en ese día soleado de feria alternativa. Otro día fue en la calle, en una fiesta popular; y la anterior en unas jornadas antifascistas.
      Pero ésta tiene un aire especial, porque se celebra en el 25 aniversario de uno de los Gaztetxes más queridos por cientos de miles de jóvenes y no tan jóvenes de todas las casas okupadas y autogestionadas de Europa. Por él han pasado tantas y tantas miles de charlas, conciertos, teatros, cursillos, jornadas de aprendizaje colectivo y alternativo gloriosas, otras menos concurridas; tantas comidas populares, cafés tertulia, proyección de documentales y películas antagónicas a la basura informativa existente... que ya era necesario un libro para compilarlo, y ahorita mismo está en elaboración la historia de este Gaztetxe ejemplar desde todos los puntos de vista sociales y políticos. Por él han pasado varias generaciones de jóvenes, con todas sus ilusiones y aportaciones. Problemas los ha habido, pero los que han dejado moratones son la continua saña represiva, tanto policial como fascista, de los que ven a esta casa okupada de la colina vitoriana como “un foco de rojos, maricones y putas”. Sí, esas pintadas fascistas, o esos continuos ataquen con gasolina, piedras, basura o tener que cambiar la cerradura unas 50 veces... O el asalto a porra y golpe en ya varias ocasiones de la policía nacional primero, la ertzaintza, la municipal, lxs detenidxs y represaliadxs... Y ahí sigue, respaldado por la gran mayoría de gasteiztarras, porque tras tanto ataque -los alcaldes se pensaban que debía ser un foco tan tan tan tan radical, que sus declaraciones se han convertido en perlas del ridículo propio y ajeno-. Y para este 25 aniversario, pues ahí que han estado cerradxs veinte días y realizando obras profundas que han dejado el actual estado general más que bonito, limpio y práctico. Y así lo ha pagado la gente solidaria. Miles de personas en estos actos que han ocupado todo el pasado mes de abril con afán continuador. Charlas muy interesantes, cursillos, cosas para los y las pequeñas, teatro, musica selecta o nueva, de hecho de sus tablas -en su primer concierto- han salido grupos hoy punteros internacionalmente. Y magia, y decenas de cosas más.
      Bueno, volvemos a la feria alternativa (un viejo okupa de aquel día del Patrón de Araba de 1988 recordaba unas treinta más en este gaztetxe).
      Las mesas abrieron con exactitud a las 12:00. Que nadie niegue una verdad, el primer asistente fue un hombre de unos 70 años, con el nieto. Echó un vistazo general, alabó la labor del Gaztetxe y se tomó un vino.
      La primera mesa era de solidarixs con lxs presxs. Con unos colgantes tan bonitos que ya “picaron” varixs. Camisetas de amnistía, libertades democráticas... chapas, pegatinas, libritos, artesanía realizada por presxs políticxs comunistas...
      La segunda era de la CNT Gasteiz. Buaaa, un montón de libros interesantes, de info sindical, de agitación. Música alternativa, verdaderas joyitas musicales. En el momento que nos documentábamos vimos vender un libro sobre Isaac Puente, el médico anarquista alavés y revolucionario asesinado. Otro solidarix compró uno sobre Durruti. Varios pins, pegatas... Les dieron además un montón de info...
      Al ladito una pareja de artesanxs pidió sitio para montar, y ahí pusieron sus obritas de arte populares.
      Los y las mozas de la Asamblea de Jóvenes del Gaztetxe pusieron su mesa con multitud de materiales, con padrazos y madrazas comprando unas camisetas, mecheros, ropa, con unos diseños que son geniales, con una juventud empática, comprometida, luchadora.
      El Colectivo Ailaket montó un stand con multitud de información, cercana y variada. Con folletos, material en evitación de riesgos, una publicidad muy atrayente, basada en comics sobre el consumo de drogas: sustancia, composición, ocio, riesgos... Lo que siempre vuelan son los condones, buen síntoma.
      ZAPateneo, esa Librería y Biblioteca de difusión antagonista, puso una mesa elegante, con libros y decenas de folletos muy muy interesantes.
      Vimos comprar folletos de edición muy económica e interesante sobre anarquismo y represión en Grecia, sobre W. Reicht o uno editado por la revista Etcétera de Barcelona. Entregaban el boletín antirepresivo y anticárceles Armiarma. Imprescindible esta librería, que ha abierto local nuevo en la calle Zapatería de Gasteiz.
      Otra mesa mostraba el material de la Editorial comunista Templando el Acero. Unos mozos hicieron un pequeño reportaje alabando la labor. Pero así está la economía, y uno de esos jóvenes comunista se penaba de no tener un euro con tantas cosas interesantes. Vimos vender a precios populares el esbozo histórico de las FARC-EP, la gran conspiración contra Rusia y Breve Memoria histórica del S. XX y XXI...
      Varios colectivos y distris alternativas pidieron disculpas por no poder asistir a instalar mesa.
      Todo estaba montado precioso, en un ambiente muy acogedor, con una txistorrada mañanera e instantánea que entraba divinamente, la taberna del gaztetxe reluciente y a precios populares, con info de varios colectivos en su barra. Un cuadro en arena realizado por la presa comunista gasteiztarra Arantza Díaz estaba expuesto. El doloso Gernika, con un cartel que contaba que 200 horas de trabajo de Aran daban forma a esta preciosidad. Un curro tremendo, presente. Unas banderitas multi-luchas adornaban el entorno.
      Y, lo a destacar por nosotrxs, el buen ambiente de empatía total, de respeto, de charlas sobre las diferencias y cercanías, entre lxs asistentes y lxs compas de los colectivos populares. Charlita, solete, txistorrita, anécdotas... Que nadie niegue que no hay futuro, pero será luchando, informando y difundiendo.
      Desmontaron a las 3 de la tarde. Poca asistencia, parece la gente disfrutaba más del poteo mañanero en otros lugares. Pocas ventas, pero eso se entiende, pues la juventud está sin un euro. Fuerxn sobre todo obrerxs quien adquirieron los materiales. Lxs jóvenes del Gaztetxe se quejan de la mismo. Algunas charlas petadas hasta las escaleras, pero otras con poca asistencia. Algunos actos musicales a reventar, otros que apenas cubren gastos. Y exigen que la gente comprometida, solidaria, acuda al Gaztetxe, pues todos los actos están realizados con mucho esfuerzo y cariño de los colectivos populares. Un veterano les anota que eso ha pasado siempre, pero que en el cómputo general todo hay que valorarlo de éxito, aún con tantas dificultades, represiones o desmotivaciones generales del público social y político a que va dirigido. Han sido centenares de miles de asistentes, pero no todos a los 2500 conciertos o actos musicales. Ha habido charlas con 300 personas de asistencia, otras con 200, pero también las ha habido con un solo asistente. Actos con 9.000 asistentes, como la enorme manifestación en defensa del gaztetxe de Gasteiz, y otros actitos quedarse con 10 personas. Forma parte del ciclo de una historia tan rica en 25 años. Pero que ahí está, tan presente como siempre. Coloreado, multiracial, popular, comprometido, libre, con autogestión absoluta. Y que de esa Gazte Asanblada, de esas decenas y decenas de colectivos, que de esas cientos de miles de asistencias, mucho queda, y se clama por que se recupere. El Gaztetxe siempre lo ha puesto todo a disposición, y efectivamente, gustó la asistencia de 1.100 personas al concierto de La Polla o al de Reincidentes, las más de 400 de una charla del enorme Pepe Rei, las 200 de una charla de un o una expresa política. Pero la gente se tiene que incentivar, pues a ninguno de los temas les falta interés, especialmente las charlas, jornadas y cursillos. La situación lo vuelve a imponer y en muchas situaciones “quien está desinformado es porque quiere”
      Al poco llegaron los técnicos de sonido. Concierto antirepresivo y solidario a la noche. Todos alabaron las virtudes del nuevo escenario instalado. Pero eso será para el capítulo siguiente.
      ¿Un libro? ¡Una enciclopedia gaztetxera!”