martes, 2 de abril de 2013

''La solidaridad con los presos políticos, siempre presente''

enviado a nuestro correo electrónico (garkolektiboa@gmail.com)


La solidaridad con los presos políticos, siempre presente

      Es notorio que el acercamiento de cada vez más gente al comunismo y al antifascismo es paulatinamente menos selectivo, cosa muy lógica por otra parte, ya que también la represión lo es. Por eso no debemos de dejar de recordar conceptos que para nosotros están claros desde hace años, pero que sirven de aprendizaje para los nuevos militantes que se acercan al movimiento, o lo que es lo mismo y parafraseando al rapero comunista Pablo Hasél en una canción que tiene sobre la idea que quiero desarrollar en este artículo, "sé que a veces me repito, pero hay cosas que sabemos tú y yo, el resto no".
      Pues es para esa cantidad creciente de gente para la que hemos de repetir cosas que para nosotros estén más que claras, ya que les servirá de aprendizaje y concienciación.
      En este caso, me gustaría hablar de porqué es necesario la lucha por la amnistía de los presos políticos, y porqué está en el deber de amplios sectores populares (que no tienen porqué coincidir cien por cien con ellos ideológicamente) el luchar por conseguirla.
      Me gustaría decir una vez más que los presos políticos son personas que en su momento renunciaron a su vida (más o menos tranquila o asegurada) por un bien que no les iba a tocar directamente a ellos, por un bien que ni si quiera sabían si iban a poder disfrutar, por la obtención de derechos que muy seguramente a ellos les serían negados. Y lo hicieron en pro de la causa de una sociedad mejor, con igualdad de derechos para todos, sin "explotadores ni explotados", donde imperase la justicia social, es decir, por el advenimiento de una sociedad socialista. Es verdad que nadie se lo ha pedido, pero no es menos cierto que la sinceridad y generosidad que emanan de su ejemplo no puede dejar indiferentes a aquellos sectores que se han visto favorecidos por la lucha de estas personas (la mayoría social) ante el machaque sistemático que sufren por parte de las autoridades francesas y españolas.
      Nadie que se considere demócrata, con conciencia, antifascista, comunista, patriota de una nacionalidad oprimida, puede dejar de reconocer la justeza y el innegable valor ejemplarizante encarnado en la lucha de estos hombres y mujeres que pelearon por un mundo mejor y ahora están presos por ello.
      Ellos no se fijaron en quién iba a salir beneficiado con su lucha, porque su objetivo era (y es) que salga beneficiado el mayor número de gente posible, ya que es precisamente el mayor número de gente posible la que está explotada y a merced de este sistema.
      Así que es necesario que por encima de diferencias ideológicas se imponga lo que nos une sobre lo que nos separa en pro de los objetivos comunes, en este caso la amnistía. Da igual que seamos anarquistas, independentistas, comunistas, antifascistas, ecologistas, patriotas de las nacionalidades oprimidas, o simplemente demócratas. Lo que importa es que todos juntos luchemos por arrancar de las mazmorras de los estados español y francés a estos hombres y mujeres que de una forma desinteresada lo dieron todo para la mejora de nuestros derechos y condiciones.

Un solidario. Euskal Herria.