viernes, 8 de febrero de 2013

Israel: la operación ''Pilar defensivo'', vuelta en su contra

Pospolo kutxa, 4. zenbakia (1º trimestre 2013 1. hiruhilekoa)


Internacionalismo

Israel:
la operación ''Pilar defensivo'', vuelta en su contra

      Desde el 14 hasta el 21 de noviembre Israel lanzó sobre Gaza la operación que denominó ''Pilar defensivo''. La inició bajo la excusa de que en territorio israelí habían caído unos cohetes artesanales desde la Franja.
      Primero fue el aniquilamiento selectivo del jefe de las brigadas Ezzedin Al Kassam (brazo militar de Hamás), Ahmed Yabari. Luego fue el bombardeo de toda la Franja y de todo tipo de instalaciones bajo la sospecha de que pudieran ser o bien refugios donde elaborar los cohetes o bien podrían servir de lanzadera para los mismos, y al final, la incursión militar por parte del Estado sionista.
      Sin embargo, no se consiguió detener el lanzamiento de cohetes a territorio israelí, llegando incluso a Tel Aviv, donde las sirenas sonaron por primera vez desde la Primera Guerra del Golfo.
      Las masacres que Israel cometía sobre la población civil gazatí eran diarias, bombardeando al bulto en la zona más sobrepoblada de Palestina, causando 174 muertes en 7 días de ofensiva. Los muertos por el lado israelí fueron 6.
      Egipto jugó desde el principio un papel fundamental en las negociaciones que tuvieron lugar para alcanzar una tregua, y por medio de su presidente, Mohamed Mursi, hizo un gran esfuerzo diplomático apoyando a Hamás, acudiendo a Gaza como gesto de apoyo, incluso no respetando Israel la tregua que había prometido para su visita.
      La tregua se alcanzó, pero esta vez no ha estado acompañada de la prepotencia de los sionistas, sino del ruego de que las brigadas Ezzedin Al Kassam dejaran de lanzar cohetes a su territorio, reconociéndole de esta manera poder militar a Hamás tácitamente, y fortaleza tanto política como militar, implícitamente.
      No deja de ser admirable que un pueblo avasallado, bombardeado día y noche, por tierra, mar y aire, haya conseguido resistir a un Estado armado hasta los dientes que además cuenta con el apoyo más avanzado que le ofrendan los EE.UU.. Es obvio que esto solo se consigue cerrando filas entorno a sí mismos y creyendo firmemente en lo que se defiende.
      Igualmente, es de un inaplazable deber político denunciar el silencio cómplice (una vez más, y ya hemos perdido la cuenta) de la ''comunidad internacional'', que bien con su silencio, o bien con su ambigüedad, no ha hecho nada por parar esta ofensiva injustificada y condenable en todos los aspectos. Está visto que se hayan más cómodos apoyando al sionismo asesino que a la resistencia de un pueblo al mando de unos gobernantes, que, no lo olvidemos, fueron elegidos democráticamente.