jueves, 27 de febrero de 2014

Reflexión sobre Venezuela de un integrante de la Coordinadora Simón Bolívar

Es difícil hablar de paz en Venezuela mientras el capitalismo de Estado debilita las bases del movimiento popular, de igual manera es imposible hablar de una pacificación de nuestra sociedad mientras el látigo de la explotación siga lacerando los sueños del proletariado; es cierto que este es un proceso antiimperialista el cual nosotros como jóvenes estamos llamados por la historia a defenderlo, pero también es cierto que nuestro compromiso tiene que ir más allá de posturas pseudoizquierdistas y politiqueras como las asumidas por la gran mayoría de los partidos políticos que hacen vida en este país. El llamado que hay que reiterar frente a la situación actual de Venezuela es la radicalización del proceso gústele a quien le guste y duélale a quien le duela, por los métodos que sean necesarios emplear siempre y cuando éstos estén separados de esas políticas populistas que le han robado el sueño a la clase obrera.

Richard Alexander Baader-Meinhof, integrante de la Coordinadora Simón Bolívar.